Varios casos de la enfermedad parasitaria equinococosis alveolar fueron encontrados en Estados Unidos y Canadá, lo que alertó a los científicos. Por esta razón es que los investigadores asociaron esta afección con el cáncer de hígado, ya que lo matalentamente.

La enfermedad es causada por la infección de una "especie de tenia", la denominada Echinococcus multilocularis. Los gusanos que provocan esta afección se encuentran en general en caninos salvajes, como zorros o coyotes, y en perros domésticos.

El contagio en los humanos se puede producir por la ingesta de alimentos infectados. Aunqu. también puede aparecer por el contacto estrecho con los animales que tengan la enfermedad.

Los huéspedes del parásito son caninos salvajes. (Gentileza: Tiempo Sur)

La afección parasitaria ingresa en los órganos de las personas y se desarrolla comunmente en el hígado. De esta forma se produce el crecimiento similar al de un tumor externo.

Los síntomas podrían aparecer luego de un largo tiempo y hasta donde se sabe suelen ser similares a los que causa un cáncer de hígado. La pérdida de peso, dolencias en la parte superior del abdomen y el debilitamiento en general son algunas de las manifestaciones de esta enfermedad. 

Por la poca información que existe sobre esta afección parasitaria es que es considerada extraña.

De los casos aparecidos en la provincia de Alberta en Canadá, creen que su origen podría encontrarse en Europa a través de perros que fueron trasladados desde dicho continente.

La explicación claramente parece ser la introducción de la cepa europea más virulenta del parásito en nuestra ecología de vida silvestre”,  explicó a Gizmodo Stan Houston, experto en estas enfermedades de la Universidad de Alberta, a Gizmodo.

Sobre la creciente cantidad de casos en Alberta, expresó: “Creo que lo más probable es que exista una combinación de factores de dónde se introdujo el parásito por primera vez y/o una ecología de vida silvestre favorable”.