Un caso generó indignación en los últimos días en Gran Bretaña. Una mujer aseguraba tener cáncer de ovario e inició una campaña para viajar a realizarse un tratamiento. Sin embargo, se terminó descubriendo que era una farsa y fue condenada a prisión, pero se le ordenó pagar una insólita suma en comparación con todo lo que recaudó en las redes sociales. 

La protagonista de este suceso increíble es Nicole Elkabbas. Esta mujer de 44 años, oriunda de Broadstairs, en Kent, Gran Bretaña, comenzó hace casi cinco una campaña en GoFundMe para recibir donaciones. Según la mujer, tenía cáncer de ovario y esperaba donaciones para pagar un viaje para someterse a un tratamiento en España.

Las personas se conmovieron con su historia y sobre todo cuando ella misma reveló que se había sometido a tres cirugías y a seis sesiones de quimioterapia. Además, utilizaba una foto de ella internada en un hospital

Nicole Elkabbas utilizaba una foto de cuando se sometió a una operación de rutina para fingir que padecía cáncer (Imagen Daily Mail).

Es por eso que rápidamente centenares de personas comenzaron a hacer donaciones. A los casi cinco meses de iniciada la colecta, llegaron a donarle unos 59 mil dólares para que se realice el tratamiento para combatir la enfermedad en un centro médico de Cataluña.

No obstante, toda la verdad salió a la luz y terminaron descubrieron que las donanciones que recibió la mujer fue destinada para otras cosas. En total cerca de 600 personas fueron estafadas, sostuvo el medio Daily Mail.

Los suma de dinero que recaudó los usó para unas vacaciones de lujo en Italia, financió sus deudas por problema de ludopatía, es decir, adicción al juego. y también mantenía un costoso estilo de vida. Asimismo, constataron que la foto que usó para demostrar que estaba mal de salud, en realidad si era de ella, pero se la tomaron cuando se sometió a una cirugía años atrás por una pequeña complicación que nada tenía que ver con algún tipo de cáncer.

Tras descubrir su farsa, la denunciaron en la Justicia, que terminó declarandola culpable de la estafa a múltiples personas. Es por eso que Elkabbas fue condenada a dos años y nueve meses en prisión y también le ordenaron devolver parte de lo que recaudó. En sí, fue una suma irrisoria de plata: de los 59 mil dólares que obtuvo en la colecta sólo regresó 6. Esto se debe a que un tribunal dictaminó, en una audiencia de confiscación, que la estafadora no tiene activos ni ninguna “perspectiva realista” de devolver la suma total. 

El juez de la causa, Mark Weekes, afirmó que el engaño "astuto y manipulador" de Elkabbas era "insultante para aquellos que deben enfrentar genuina y valientemente la batalla contra el cáncer", según informó el Daily Mail.

Por último, la mujer fue descubierta por uno de los médicos que aparentemente la atendió en su ciudad natal. Para no tener ningún problema legal, la denuncia en la policía. Además, en el proceso judicial la denunciada no pudo presentar ningún documento que avalara que padecía Cáncer. En tanto, los investigadores calcularon que esta no era su primer estafa y que a través de diferentes estrategias criminales recaudó un total de casi 450.000 dólares.

Ver comentarios