La acería Azovstal, el último reducto de la ciudad de Mariupol que permanece en manos ucranianas, está a punto de ser tomado por las tropas rusas, según informó el portal local Ukrinform. De todas maneras Moscú propuso un alto el fuego de tres días para permitir la evacuación de las tropas y los civiles que todavía están atrincherados en la planta.

"Las Fuerzas Armadas rusas abrirán los días 5, 6 y 7 de mayo desde las 8 hasta las 18 (hora de Moscú) un corredor humanitario desde el territorio de la planta metalúrgica de Azovstal para evacuar a los civiles", indicó el Ministerio de Defensa.

El complejo, ubicado en las afueras de Mariupol (una de las ciudades más dañadas desde el comienzo de la invasión, el 24 de febrero), está bajo intenso fuego de los atacantes. "Desgraciadamente hay violentos combates en Azovstal", admitió el alcalde de la ciudad, Vadim Boitshenko. "Las tropas ya están en territorio de la empresa", añadió el jefe de la delegación negociadora ucraniana, David Arahamiya.

 

 

Según se informó, la artillería pesada, los tanques y la aviación rusa se combinaron para atacar el complejo siderúrgico. "Hay civiles, cientos de ellos. Entre ellos unos 30 niños que esperan ser rescatados", dijo Boitshenko. 

La defensa de las tropas ucranianas permitió ganar tiempo, aunque la caída del lugar parece inexorable. Por eso se están buscando alternativas para permitir la salida de la gente atrincherada, bajo el auspicio de la ONU, como también para evacuar a los soldados heridos.

"La vida de las personas que se encuentran allá peligra . Pedimos que nos ayude a salvarlas", dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un diálogo telefónico.

 

Rusia prepara un desfile triunfal en Mariupol

 

En paralelo, fuentes del servicio de inteligencia militar ucraniano (GUR) aseguraron que Rusia prepara un desfile militar en la ciudad para el 9 de mayo, día en que se recuerda su victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Según el GUR, el subdirector de la administración presidencial rusa, Serguei Kirienko, llegó a la localidad para preparar ese desfile.

"La misión principal del responsable de Putin es preparar las celebraciones del 9 de mayo", explicó el GUR en un comunicado publicado en la aplicación Telegram. "Las avenidas principales de la ciudad se están limpiando con urgencia, los escombros y los cadáveres se retiran, al igual que las municiones que no han explotado", agrega el texto.

"Están suprimiendo todas las pruebas de los crímenes que cometieron", declaró el alcalde Boïtshenko. "Le dan comida a la población a cambio del trabajo que hacen", agregó.

 

Ver comentarios