La explosión de una tubería de vapor en el distrito Flatiron, una de las zonas más transitadas de Manhattan, Nueva York, provocó la evacuación urgente de la zona y la inmediata intervención de los bomberos y de la policía que continúan investigando las causas del incidente.

Además de dos inmenso cráteres, ocasionó una densa humareda de humo blanco convirtiendo el área en un pueblo fantasma. Mientras tanto, los investigadores despejaron el tráfico y controlaron la situación.
 

La zona fue despejada por la policía.


El informe de los servicios médicos confirmó que no se reportaron heridos ni lesionados en la explosión que sucedió las 6:30 a.m. cerca de la Quinta Avenida y la Calle 21.

Las autoridades intentaron aislar la fuente de la explosión pero el vapor seguía brotando después de 90 minutos de intentos fallidos. Además, escombros y asfalto, volaban por el aire y caían en las calles cercanas.
 

Los transeúntes se acercaron a ver el tremendo incidente.


El humo comenzó siendo blanco y luego negro, lo que indicó la posible presencia de fuego debajo del suelo.

La causa de la explosión sigue bajo investigación pero nada indica que haya sido un incidente intencional. Por su parte, las autoridades continúan trabajando para controlar la situación.

La impresionante humareda