Se cumplieron 40 años de un hecho que dejó como resultado más de 400 muertos y 2 mil heridos. El 20 de enero de 1980, la caída de los palcos improvisados en el estadio de Sincelejo, Colombia, y se desató una tragedia. En el ruedo, 40 toros arremetieron contra la gente.

El hecho ocurrió durante las clásicas corridas. En un momento comenzó a llover y el público corrió para refugiarse en las tribunas de madera, que cedieron por el exceso de peso. Antes del derrumbe, viente personas sufrieron heridas mientras "toreaban" a los cuarenta toros que saltaron al ruedo colombiano.

Para recibir el tradicional evento, los organizadores del festejo habían construído 32 gradas que tenían una capacidad para más de 40.000. Sin embargo, la plaza tenía un gran exceso de público al momento en que inició la celebración.

"Si hay que buscar una causa directa, esta no es otra que el débil entramado de los graderíos. La causa indirecta la tendría el tiempo, como tantas otras veces sirve de excusa. En efecto, cuando la fiesta se encontraba en su apogeo, con decenas de personas que intentaban lidiar a su aire y por todos los medios imaginables a unos cuarenta ejemplares de la raza cebú, toros de media casta y muy pesados, comenzó a llover", indicaron expertos.

¿Qué pasó?

Todo se complicó cuando aquellos que estaban en zonas destechadas corrieron hacia las zonas cubiertas para resguardarse de las lluvias, lo que ocasionó una importante sobrecausa de peso.

Como, además, había llovido por la mañana, las tablas ya no aguantaron más y cedieron. A partir de entonces, se vivieon momentos aterradores. "Se convirtió en un infierno, con gritos desgarradores de personas atrapadas entre los maderos y los gemidos de impotencia de los que eran pisoteados por una marabunta humana que huía enloquecida no solo de la tragedia, sino también de los cuarenta astados que, asustados por el estrépito, corrían de un lado para otro corneando a diestro y siniestro", contó un testigo del hecho, quien señaló que vio "a cuerpos de niños, mujeres y hombres moribundos tras haber sido pisoteados por los que huían empavorecidos".

"Algunos de ellos tenían incluso clavadas estacas de madera en el cuerpo, procedentes de las astillas en las que quedaron convertidos los graderíos", agregó.

En aquel teletipo del día 21 de enero de hace cuatro décadas, se hablaba de un balance provisional de trescientos muertos y mil heridos, que subirían a 400 fallecidos y dos mil heridos.

Ver más productos

San Gabriel de la Dolorosa, en el recuerdo de la Iglesia católica.

La Iglesia recuerda a San Gabriel de la Dolorosa

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos