La empresa descubrió el error siete meses después y ahora intentan recuperar el dinero a través de un tribunal. Todo comenzó cuando la demandada, identificada como Thevamanogari Manivel, de Melbourne (Australia), había solicitado a Crypto.com el reembolso de 100 dólares. 

Esto sucedió en mayo de 2021, en respuesta a esa solicitud un miembro del personal de la plataforma ingresó el número de cuenta (10.474.143) en el campo del monto de pago y se realizó la transacción, según los documentos judiciales de la Corte Suprema del estado australiano de Victoria.

 

Pero como era de esperarse, la mujer no iba a desaprovechar la oportunidad que se le había dado y gastó USD 1,35 millones en la compra de una lujosa casa en un suburbio de Melbourne, Australia. Y fue en marzo de 2022 cuando la mansión, que posee cinco habitaciones, cuatro baños, gimnasio y cine, se transfirió a su hermana llamada Thilagavathy Gangadory.

  Recibió 10,5 millones de dólares de Crypto.com por error y no dudo en gastarlo en una mansión.
Recibió 10,5 millones de dólares de Crypto.com por error y no dudo en gastarlo en una mansión.

Pero eso no fue todo, sino que además se identificó que había trasladado USD 10,1 millones a otra cuenta y USD 430.000 a su hija, Raveena Vijian.

Sin embargo, el error fue descubierto a finales de diciembre pasado, durante la auditoría interna sobre el balance general de la empresa. Fue en febrero de 2022, cuando Crypto.com inició los procedimientos legales solicitando órdenes de congelamiento de los bienes de Manivel, de su cuenta bancaria y activos.

Ante ello, el juez a cargo del caso, James Dudley Elliott, ordenó a Gangadory que venda la casa y pague a Crypto.com USD 1,35 millones. Además, le solicitó alrededor del 20% más por intereses y costos. Dictaminó también que “las referencias a los hechos están abiertas a impugnación si Gangadory alguna vez intenta anular la sentencia en rebeldía”.

 

Hasta el momento, la corte estimó que la demandada “no ha respondido a ninguna de las correspondencias” de Crypto.com. Y señaló que “el efecto de no presentar una comparecencia es que las alegaciones en el estado de demanda se consideran admitidas”. Por lo tanto, aún continúa abierto este caso.

Esta no es la primera vez que una plataforma de criptomonedas entrega fondos por error a un usuario. El año pasado en el exchange y prestamista de criptoactivos BlockFi hubo un caso similar porque la empresa entregó hasta USD 700 a varios de sus clientes por una confusión.

Ver comentarios