Una mujer de  Yorkshire, Inglaterra, perdió a su bebé de apenas dos semanas de vida a causa de un herpes. "Siempre fuimos muy cuidadosos y no dejamos acercarse a nadie que pareciera enfermo o que no se hubiese lavado las manos. Nos preguntamos si recordábamos a alguien que, con ampollas, la hubiese besado, pero no y nunca lo hubiésemos permitido", declaró.

Kelly Ineson y su marido, Thomas Cummins, decidieron contar su historia para concientiza sobre estos peligros. "Repasé cada detalle de lo que pasó una y otra vez, buscando con desesperación una respuesta a lo que sucedió pero no creo que la encuentre, y eso es lo que me está matando", siguió.

"Ni en mi peor pesadilla, me imaginé que un beso podría matar a mi bebé y no quiero que ningún otro padre tenga que atravesar por esto", aseguró.

Todavía no saben como su hija Kiara contrajo el herpes, por el cual tuvo que ser puesta en coma farmacológico. Sin embargo, la infección se convirtió en una sepsis y la beba murió.

"No hay información suficiente acerca de esta enfermedad, ni siquiera en los profesionales de la salud. Todo lo que quiero es que tanto padres como doctores se eduquen acerca del virus simple del herpes y lo devastador que puede ser", concluyó.

Los padres agregaron que el herpes es altamente contagioso y los bebés aún no están preparados a nivel inmunológico para combatirlo.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos