Trece personas que participaban de una fiesta privada, celebrada en Veracruz, México, fueron asesinadas en una masacre perpetrada por un grupo de hombres armados. Siete hombres, cinco mujeres y un menor son las víctimas fatales. Se registraron al menos cuatro heridos.

El ataque comenzó cuando los acusados arribaron al lugar en busca de una persona conocida como "El Beky", quien sería el propietario de un bar de la zona. 

Según manifestó una joven que presenció la masacre y perdió a su hermano, "eran seis sujetos que llegaron y dispararon a todos. Vieron que uno tenía un bebé en los brazos y no les importó. Casi todos se tiraban al suelo". 

Otra mujer de 50 años relató: "Un tipo me apuntó. Sentí la pistola en mi cabeza pero no me disparó". Fuerzas federales realizan un operativo para dar con los responsables de la masacre. 

Familiares lamentaron la pérdida de las víctimas fatales.
El sangriento hecho conmocionó Veracruz.
 Fuerzas federales realizan un operativo para dar con los responsables. (AFP)


Antecedentes

La ciudad de Minatitlán, donde se asienta una refinería, ha sido golpeada por la violencia en la última década y el principal delito que se comete es el de secuestro en contra de petroleros, doctores, maestros y ganaderos.

En Veracruz, según áreas de inteligencia de la Secretaría de Marina y del Ejército Mexicano, se disputan la plaza los carteles de la droga Los Zetas, Cartel Jalisco Nueva Generación y El Golfo.

El crimen organizado se disputa el control territorial para el tráfico de drogas y las rutas de migrantes, el cobro ilegal a comerciantes y el secuestro en un territorio de alta producción agropecuaria, petrolera (cuenta con cuatro Petroquimicas y una refinería) y con uno de los puertos de carga más importantes del país.

En diciembre de 2018 llegó al poder el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, del partido Morena, que llevó al poder al presidente Andrés Manuel López Obrador, con la promesa de disminuir en un periodo de dos años los altos niveles de violencia.

Una de las primeras acciones para pacificiar al estado de Veracruz fue el reconocimiento de miles de desaparecidos, se calcula unos 5.000, y la búsqueda e identificación de desaparecidos en fosas clandestinas.

En los últimos ocho años se contabilizan de manera oficial al menos 601 fosas clandestinas en territorio veracruzano, con 518 cuerpos, 560 cráneos y 53.606 fragmentos de cuerpos de personas, tanto hombres, mujeres y niños.

Entre esas fosas se encuentra la conocida como Colinas de Santa Fe del puerto de Veracruz, donde fueron localizados 298 cuerpos de personas sepultadas de manera ilegal por delincuentes. 

El presidente López Obrador llegará este domingo para conmemorar la invasión estadounidense al puerto de Veracruz el 21 de abril de 1914 y el lunes llevará a cabo una reunión nacional de seguridad y una conferencia de prensa.

Fuente: Télam