Corea del Norte lanzó este martes un misil balístico intercontinental (ICBM) que voló 1.000 kilómetros, antes de caer al Mar de Japón, informó el Pentágono. 

Según las primeras informaciones recogidas por el Departamento de Defensa estadounidense, el misil fue lanzado desde Sain Ni (Corea del Norte) y sobrevoló la Zona Económica Exclusiva de Japón. 

"Prueba misilística norcoreana es una amenaza global", dijo el jefe del Pentágono.

El ensayo misilístico realizado este martes por Corea del Norte representa una amenaza para el mundo entero, agregó el secretario estadounidense de Defensa y jefe del Pentágono, el general James Mattis

Este misil alcanzó la mayor altura ya registrada en los ensayos norcoreanos y representa “una amenaza para todo el mundo, francamente”, declaró Mattis en la Casa Blanca. De acuerdo con el Pentágono, el artefacto disparado fue un misil balístico intercontinental que voló 1.000 kilómetros y cayó al Mar de Japón.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió este martes una clara advertencia a Corea del Norte tras el nuevo ensayo balístico.

"Nos ocuparemos de eso", dijo el mandamás yanki durante una declaración en la Casa Blanca. Se trató del primer ensayo misilístico de Corea del Norte después que Washington incluyó ese país en la lista de países patrocinadores del terrorismo.