Guardacostas africanos confirmaron el hallazgo de los cuerpos sin vida de tres bebés, mientras alrededor de un centenar de inmigrantes siguen desaparecidos tras el naufragio de un bote neumático frente a las costas de Libia, con el que supuestamente trataban de llegar a Europa.

En el barco viajaban dos bebés más que llegaron sanos y salvos.

Según un portavoz de la Guardia Costera local, la tragedia fue causada por un incendio que se desató tras un fallo en el motor de la embarcación, en la que viajaban unas 120 personas entre ellos dos bebes más y tres niños menores de 12 años, además de una docena de mujeres.

La desgarradora imagen de los rescatistas con los cuerpos encontrados.

En tanto, se informó que los guardacostas rescataron a 16 hombres jóvenes, que fueron trasladados a un centro de detención al este de Trípoli y son tratados de diversas heridas.

Los rescatistas con el cuerpo de uno de los bebes encontrados.

Autoridades denuncian que Italia no le avisó al barco de rescate Open Arms que se estaba produciendo el naufragio, lo que podría haber evitado tantas muertes. 

Los rescatados pedían no volver a Libia.

El Open Arms está vetado en los puertos de Italia y Malta, por lo que la tripulación se puso en contacto con las autoridades españolas para pedir un puerto de desembarco seguro para estas personas.