Julian Assange, recibió este miércoles la visita del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel en la embajada de Ecuador en Londres,  un día después de que un tribunal británico decidiera mantener vigente la orden de detención en su contra.

A través de su cuenta de Twitter, el hacker australiano expresó el "honor" de haber dialogado con el dirigente de derechos humanos argentino, "quien fue encarcelado en Argentina, Ecuador y Brasil", dijo.
"Adolfo es una inspiración para mí y para muchos otros y sigue haciendo un trabajo impresionante", señaló Assange en esa red social.

 

Otra visita que tuvo el refugiado fue la de la actriz estadounidense Pamela Anderson, quien entró a la residencia diplomática ecuatoriana con un vestido negro, anteojos oscuro y dos tazas de café desechables, según informó la agencia de noticias británica PA.

Assange recibió asilo diplomático en la embajada de Ecuador londinense en 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, país que lo reclamaba para juzgarlo por denuncias de abuso sexual contra dos de sus ciudadanas. 

La Justicia británica le concedió la libertad condicional en 2012 mientras se evaluaba su extradición, pero el hacker la violó al abandonar la casa donde debía permanecer y dirigirse a la embajada ecuatoriana en vez de asistir a una audiencia ante un juez.

En mayo pasado, Suecia dio por cerrado el caso, pero la policía británica dijo entonces que si el autraliano de la sede diplomática sería detenido de inmediato debido a que todavía debía responder a la Justicia por violar su detención domiciliaria.

Aunque los abogados del acusado reclaman que la orden de detención "perdió su propósito" después de que Estocolmo cerrara el caso, la jueza Emma Arbuthnot dictaminó ayer la vigencia de la misma porque Assange incumplió los términos de su libertad condicional.