Por primera vez, una compañía aérea de Arabia Saudita realizó un vuelo con una tripulación exclusivamente femenina, según informaron voceros de la firma.

Se trató de una aeronave de la empresa Flyadeal, que el jueves viajó desde la capital Riad hasta Jeddah, en la costa del Mar Rojo. Las siete tripulantes eran todas mujeres, de las cuales seis de ellas saudíes.

El dato es importante no sólo por el profesionalismo mostrado por la tripulación sino porque ocurrió en un país en el que el rol de las mujeres fue desvalorizado hasta hace muy poco tiempo atrás. Recién en 2019, la autoridad de aviación civil saudita anunció el primer vuelo con una copiloto de esa nacionalidad.

Desde el ascenso del joven príncipe heredero Mohamed bin Salman, gobernante de facto del reino desde 2017, Arabia Saudita vive una relativa apertura social. Entre otras medidas, las mujeres han sido autorizadas a conducir en ese país en 2018.



Arabia Saudita anunció a principios de este mes que quería convertirse en un centro de operaciones mundial del transporte aéreo y triplicar su tráfico anual para alcanzar los 330 millones de pasajeros antes de final de la década.

Entre otros planes, el gobierno prevé inyectar 100.000 millones de dólares en el sector para 2030, lanzar una nueva compañía nacional aérea y construir un nuevo "mega aeropuerto" en la capital. Sin embargo, el papel estelar en la región lo siguen ocupando Emirates y Qatar Airways, los dos pesos pesados en materia de transporte aerocomercial.