Una pareja de veganos tenía dos perros a los cuales les daban de comer alimentos que no derivaban de animales. Los cachorros rull arab Roo y Ula fueron rescatados por inspectores de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (Rspca) en mayo de 2020, pero en los últimos días se dio a conocer cuál fue la sentencia que recibieron sus dueños por no darles de comer carne. 

 

Jamez McKenzie y Megan Price son una pareja vegana oriunda de Queesland, Australia, y la justicia los acusó de no cumplir con el bienestar de los cachorros. Los perros eran alimentados con garbanzos, quinoa, arroz y granos, lo cual ocasionó una desnutrición grave en los animales. 

Según informó el portal ABC, las autoridades locales decidieron prohibirles tener mascotas durante tres años y deberán pagar una multa de siete mil dólares. Luego de que  perros fueran separados de sus dueños tuvieron que ser sometidos a un tratamiento de emergencia durante varios días para que pudiera recuperar su peso porque estaban "demacrados" señalaron los inspectores.

Sin embargo Roo no logró responder bien a la rehabilitación de emergencia y tuvo que ser sacrificado por consejo de especialistas. Cuando fue rescatado, el animal no podía pararse y tenía ampollas en su estómago por un yeso casero que la pareja había preparado para curar una herida en su pata.

Roo tuvo que ser sacrificada (Gentileza: ABC).

Ula logró recuperarse y fue dada en adopción, una nueva familia le cambió el nombre a Scrappy Doo. 

Ula ya recuperada (Gentileza: ABC).

En su defensa McKenzie y Price aseguraron que no tenían dinero para comprar comida para perros ni para llevarlos al veterinario, en una ocasión le mintieron a las autoridades locales al informar que los cachorros habían muerto. 

 

La Rspca había registrado el domicilio y no encontró ningún producto cárnico para las mascotas. "Somos veganos y amamos a los animales", le había expresado McKenzie a uno de los inspectores. 

Así se encontraban los cachorros al momento de ser rescatados (Gentileza: ABC).

 

Ver comentarios