El príncipe Harry y su mujer, Meghan Markle, rompen récords de impopularidad en el Reino Unido después de la polémica entrevista con Oprah, donde denunciaron conductas racistas por parte de la familia real británica.

De acuerdo a un sondeo realizado por el instituto YouGov a 1.644 personas, por primera vez son más los británicos que tienen una opinión negativa del príncipe (48%) que aquellos que tienen una opinión positiva de él (45%).

Además, un 31% tienen una visión positiva de Meghan, en comparación con un 58% que ve a la mujer de Harry de forma negativa.

Por otro lado, la popularidad de los integrantes de la corona británica no se ha visto impactada por las declaraciones de los duques de Sussex, que sostuvieron que la presión mediática, la falta de apoyo a Meghan ante sus pensamientos suicidas y las expresiones racistas dentro de la familia real fueron las causas del quiebre con la monarquía.

En diálogo con la célebre conductora estadounidense Oprah Winfrey, ambos se refirieron a ciertas conversaciones de un integrante de la familia real sobre el color de piel que tendrían los hijos de los duques de Sussex, ya que la madre de Meghan es negra.

A la fecha, la reina Isabel II sigue primera en la lista de personalidades reales favoritas en el país con un 80% de aprobación.