El caudal de argentinos hacia Chile se profundizó en el marco de la próxima visita de Francisco I, al vecino país y del recambio de quincena, sumado al ya tradicional éxodo de fin de semana que realizan muchos ciudadanos para hacer compras en los centros comerciales trasandinos.

Según las estimaciones oficiales, se espera que alrededor de un millón de argentinos utilicen los pasos fronterizos.

Ante ese aluvión, el gobierno reforzó la cantidad de inspectores de control migratorio y nuevos puntos de atención en los puestos fronterizos, así como dispuso la atención de camiones fábrica en Mendoza para las personas que necesiten tramitar el DNI y obtenerlo en el día. En el operativo se encuentran incluidas ambulancias con paramédicos las 24 horas, baños químicos, puestos de hidratación y guías voluntarios que orientarán al turista sobre los lugares de revisión, controles y trámites a ser realizados, así como también grúas gratuitas para emergencias vehiculares.

El fin de semana comenzó con una falla en el sistema informático de las autoridades de frontera, por lo que durante seis horas estuvo cerrado el paso Cristo Redentor de Mendoza, uno de los más importantes cruces fronterizos entre ambos países. Como consecuencia de ese inconveniente se registraron extensas filas de autos y micros, aunque una vez solucionado el problema se normalizó la situación.

El papa Francisco arribará el próximo lunes a Santiago de Chile y al otro día será recibido en el Palacio de La Moneda por la saliente presidenta local, Michelle Bachelet, tras lo cual brindará una misa en el Parque OHiggins, a la que se espera que asistan alrededor de 500.000 personas, según las estimaciones que hacen del otro lado de la Cordillera de los Andes.

El próximo miércoles el Sumo Pontífice se trasladará hacia la ciudad de Temuco, en el sur de Chile, una región signada por los reclamos y los atentados realizados por comunidades mapuches. En el aeródromo de Maquehue de ese distrito, el Papa encabezará una "misa por el progreso de los pueblos" que contará con la participación de 23 representantes del pueblo originario.