Cada persona tiene su forma de creer, aún en épocas de pandemia de coronavirus como estamos viviendo desde hace más de dos años, sin embargo, los antivacunas siguen ganando lugar en el mundo, aunque a veces esta manera de manejarse en lo cotidiano piede culminar de la peor manera.

Lo cierto, es que el estado de California, el matrimonio conformado por Alvaro y Sylvia Fernández falleció como consecuencia del Covid, y tras la terrible noticia, la familia dijo que esta situación hizo tomar conciencia a parientes que no estaban inmunizados.

 

La pareja estuvo casada por 25 años y lo trágico del hecho, es que ninguno de los dos creía en las vacunas y murieron con pocas horas de diferencia en una sala de hospital en California enfermos de coronavirus.

Fuentes locales indicaron que las muertes ocurrieron el 19 de diciembre pasado, pero la prensa estadounidense recién informó este lunes pasado de estos dos casos que pusieron en evidencia, una vez más, la importancia de la inmunización contra el Covid.

Ambos se habían casado hace 25 años (Twitter).

El asunto es que la historia del Alvaro (44) y Sylvia (42), se conoció en momentos en que la nueva variante Ómicron provoca una fuerte tensión en el sistema sanitario estadounidense. La pareja se conoció en la escuela secundaria cuando ambos eran adolescentes y hace 25 años se casaron y tuvieron 4 hijos, entre ellos dos mellizos de 17 años.

“Mi hermano y mi cuñada eran muy cercanos”, dijo a NBC Los Ángeles Salvador Fernández, hermano de Álvaro. “Estaban enamorados desde la preparatoria. Han estado juntos desde que ella tenía 15 años. No podían vivir sin el otro”, comentó.

 

La pareja residía en Loma Linda, en el condado de San Bernardino, este de la ciudad de Los Ángeles y ambos dieron positivo de coronavirus a principios de diciembre, pero ninguno estaba vacunado.

Alma, hermana de Álvaro, explicó: “Él quería esperar e investigar más. Googleó información. No quería creer todo lo que se decía en las noticias”.

Tragedia y concientización

El estado de salud de ambos empezó a empeorar con el correr de los días y además, Álvaro tenía comorbilidades, como diabetes. Finalmente fallecieron el 19 de diciembre, con pocas horas de diferencia, en un hospital de California, por complicaciones relacionadas con el Covid-19.

La tragedia ayudó a concientizar a la familia. “Esto nos ha abierto los ojos a todos, de que cualquiera que no esté vacunado definitivamente debería ir a vacunarse”, dijo Alma.

 

Estados Unidos es el país más castigado por la pandemia con más de 54,2 millones de casos y más de 824.000 decesos, y el 62% de la población cuenta con la pauta completa de vacunación.

Cabe destacar, que el 31 de diciembre pasado California reportó 40 mil casos de coronavirus, y el 82% de la gente de ese estado tiene al menos una dosis de la vacuna y el 66% cuenta con el esquema completo.

 

Ver comentarios