Es mundialmente sabido que las drogas sumergen al humano en un pozo oscuro del cual es difícil salir. La historia de perseverancia y triunfo de Ginny Burton se convirtió en un ejemplo de motivación para todo Estados Unidos: una joven de 48 años adicta a la heroína desde los 12 que salió de la enfermedad y logró inclusive graduarse

La mujer compartió en las redes su orgullo y felicidad con una foto del antes y el después de su aspecto. En cuestión de minutos la imagen se hizo viral y usuarios de todo el mundo quedaron anonadados. A Ginny la abordaron mensajes de felicitación, emoción e inclusive preguntas acerca de cómo se hace para salir de una situación así. 

El antes y después de Ginny se hizo viral.
El antes y después de Ginny se hizo viral.

"Honestamente, pensé que moriría en un banco del parque con una aguja en el brazo. Nunca en un millón de años hubiera pensado que mi vida se vería como es hoy", escribió en Facebook junto a la foto que impactó a los americanos. 

Hace algunos días Burton recibió el título universitario de Ciencias Políticas y además se dedica a practicar deportes. El departamento de Policía en Washington, donde fue arrestada en varias ocasiones, no da crédito de sus logros y también manifestaron su emoción: "Tu perseverancia nos inspira a todos Ginny. En nuestra línea de trabajo solemos entrar en contacto con personas que se encuentran en los puntos más bajos de sus vidas. Tus éxitos nos recuerdan a todos lo poderoso y resistente que es el espíritu humano", le escribieron a través de Facebook.

Ginny Burton logró obtener la licenciatura en Ciencias Políticas y emocionó a más de uno.

"Día de graduación y construcción. Con todo lo que está sucediendo, siento que no hay tiempo suficiente para nuestras responsabilidades. Tenemos un lugar para construir y terminar. Las cosas han ido lento. Raspar nuestros pisos hoy y prepararnos para pintar mañana. Esperamos que nos mudemos dentro de las próximas 2 semanas. Mi alarma está configurada para la graduación. La vida de Zoom se está jugando en algunos aspectos, pero es bienvenida en otros. Espero que todos estén disfrutando de su fin de semana hasta ahora", escribía Ginny en Instagram mientras se preparaba para recibir el diploma. 

Ginny tuvo una dura infancia. Nació en Tacoma, en el estado estadounidense de Washington. Según reveló la cadena ABC, su madre, quien la introdujo en el consumo del cannabis a la edad de seis años, traficaba drogas y padecía una enfermedad mental, mientras que su padre estaba en la cárcel por una serie de robos a mano armada. A los 14 años fumaba crack e intentó suicidarse tres años después tras ser violada por un hombre que le compró drogas a su madre. A la edad de 23 años, había dado a luz a dos hijos. Según los informes policiales, sufría violencia de género y ahí comenzó su adicción a la heroína.
La joven demostró que se puede salir adelante sin importar cuan difícil haya sido la vida. A través de sus redes da mensajes de aliento y motivación para todo aquel que lo necesita, y tras una vida llena de drogas y adicciones, hoy está completamente sana.  

Mirá el testimonio de Ginny