Este miércoles Japón fue sacudido por un terremoto de 7,3 de magnitud de la escala de Ritcher y tuvo lugar en las costas de Fukushima y Miyagi, al noroeste del territorio, según los primeros informes de la Agencia Metereológica del país. (JMA, por su sigla en japonés).

De acuerdo a lo indicado por la JMA, el epicentro del terremoto fue a 60 kilómetros (36 millas) bajo el nivel del mar a las 23:36 horas de Japón y las autoridades correspondientes emitieron una alerta por un posible Tsunami. En la región se encuentran dos millones de casas sin luz.

 

 

Las regiones afectadas por el corte de luz son Soma, en Fukushima, zonas de Tokio y en las prefecturas cercanas de Kanagawa, Chiba y Saitama. En cuanto al transporte fueron interrumpidas varias líneas de trenes en el noroeste de la región y algunos tramos de autopistas fueron cerrados, así como también el aeropuerto de Haneda por prevención.

Por otra parte, la empresa Tokyo Electric Power Company Holdings está a cargo de supervisar los posibles daños en la planta nuclear Fukushima I, lugar que se vio afectado en 2011 por un terremoto de 9,1 de magnitud y un tsunami de casi 41 metros de altura que provocó casi 16 mil muertes en 18 prefecturas de Japón.

 

 

La alerta de Tsunami implica la posibilidad de un maremoto de hasta un metro en las prefecturas de Miyagi y Fukushima. La cadena de televisión nacional NHK informó que ya "podría haber llegado" a algunas áreas.

Además, el terremoto fue precedido por un sismo de menor intensidad y llegó al nivel seis (el más alto) de la escala japonesa. Según la agencia de noticias internacionales AFP, Tokio también se vio afectada con un nivel de cuatro. 

Hasta el momento no se registraron heridos y daños graves. La redes sociales fueron protagonistas en este día porque algunos usuarios compartieron imágenes y vídeos del terremoto.

 
El primer ministro japonés,  Fumio Kishida, convocó a una reunión de emergencia para dar seguimiento a la situación y los daños que podría haber causado el terremoto.
 

 

Ver comentarios