Lindani Sanele Myeni, un sudafricano de 29 años, fue asesinado a balazos por la Policía estadounidense el pasado 14 de abril, tras un percance con unos agentes en Honolulu (Hawái) que jamás se dio a entender. Esta semana, James Bickerton, abogado que representa a la viuda de la víctima, obtuvo y publicó grabaciones inéditas que esclarecieron el caso y mostraron el contexto del conflicto. 

El material audiovisual es una combinación de imágenes de los oficiales involucrados y archivos de audio. El asesinato se produjo a raíz de que Myeni entrara por equivocación a una casa del prestigioso sector de Nuuanu de la capital hawaiana. Según su apoderado, el hombre solo buscaba un edificio de aspecto similar que alberga un templo religioso abierto al público. Una turista china que por allí rondaba se asustó y fue quien llamó a los servicios de emergencia 911.

Durante su diálogo con el operador afirmó estar asustada y en la grabación se le escucha llorar, pero lo que dijo claramente es que Myeni estaba desarmado y que en ningún momento demostró querer hacerle daño o robar. En el video grabado por la cámara de la puerta se ve como el sudafricano le pide disculpas y abandona la residencia por su propia voluntad : "Lo siento". Pocos minutos después aparecen en la escena tres policías, uno de los cuales apunta a Myeni y le pide varias veces que se tire al suelo.

Sin embargo, el hombre se resiste y les da pelea, preguntándoles quienes eran. Esto provocó que el oficial ejerza más violencia y le aplique un táser, hasta que uno de sus compañeros le dice que dispare. Finalmente se escuchan cuatro tiros y luego a uno de los oficiales gritar: "¡ Policía!". Myeni falleció a consecuencia de las heridas de bala y uno de los policías fue hospitalizado con lesiones faciales graves y conmoción cerebral. 

El policía le aplicó un táser mientras uno de sus compañeros le dice que dispare.

El Departamento de Policía de Honolulu desde el primer minuto mantuvo que sus oficiales respondieron a un intento de robo tras un llamado de emergencia, y que el sospechoso había exhibido un "comportamiento extraño" antes de agredir a uno de ellos. Con respecto a las balas, sostuvieron que la vida de los agentes estaba en peligro y era el única medida a tomar.

Días después, la viuda de la víctima, Lindsay Myeni, presentó una demanda contra la ciudad por homicidio culposo y negligencia. En su alegato señala que tanto los inquilinos de la casa como los oficiales discriminaron racialmente y trataron diferente a Myeni porque era negro, ya que su marido nunca fue una persona violenta. La demanda también afirma que los oficiales nuna se presentaron ante Myeni como tales, por eso el hombre quiso defenderse. La Policía "llegó al lugar sin luces, sirenas u otros indicadores de su presencia en un aparente intento de tomar por sorpresa al 'perpetrador'", detalla el documento, citado por Daily Mail.

Mirá el video

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos