Por Eduardo Gallardo
numerosydestino@cronica.com.ar

Estadísticamente la probabilidad de acertar los 8 números necesarios (6 más 2 Jackpot) para alzarse con el premio mayor del Loto es un tanto difícil, pero desde ya nunca imposible. Y eso es lo que hace atractiva la jugada de la Lotería de la Ciudad: saber que en una posibilidad tan baja la recompensa es por demás suculenta.

Siguiendo con las posibilidades, estadísticamente es más probable que en una noche de tormenta eléctrica nos alcance un rayo (donde la eventualidad es de una en 2.320.000) a que nos favorezcan las bolillas en el sorteo. Por lo tanto, se podrían recibir unas 100 descargas eléctricas desde el cielo, antes que nos convirtamos en millonarios invirtiendo en el valor de dos boletas semanales para participar de este juego.

Teniendo en cuenta la población actual de Argentina y la cantidad de combinaciones numéricas posibles del juego, cada habitante debería jugar 6 boletas en las que no se repitieran los números elegidos por ningún otro jugador para tener la seguridad de que haya un ganador en cada sorteo, algo altamente improbable por dos motivos: primero, porque cada persona juega sus números sin tener en cuenta los que otros han elegido; segundo, porque es poco probable, aunque posible, que se juegue más de una boleta por apostador por tener un valor mínimo de 100 pesos, o 1 dólar oficial.

Problemático

El Loto nació como una combinación de 6 números elegidos entre el 0 y el 41, o sea una chance de acertar en 5.245.786. Pero en mayo de 2013 se agregó al juego la modalidad Jackpot y esto incrementó las combinaciones y hacía que la palabra ‘vacante’ se convirtiera en algo cotidiano, dejando la posibilidad de acertar los 8 números en una en ¡236.060.370!

El cálculo es multiplicar sucesivamente los factores de probabilidad que se dan entre la cantidad de números que ofrece el juego para elegir y la cantidad de números que debemos acertar.

Por ejemplo, en la primera bola del sorteo las posibilidades de que salga uno de los números elegidos es de 6 en 42; la segunda 5/41; la tercera 4/40; la cuarta 3/39; la quinta 2/38, y en la última 1/37. Por lo tanto si multiplicamos todos los factores da como resultado 720/3.776.965.920, o puesto en otros términos: una apuesta, 1/5.245.786.

Más complicado

Pero desde hace seis años se agregaron los Jackpot, lo que multiplica las probabilidades por 45 y las lleva a una en 236.060.370, doblando las que habría si los 8 números debieran ser elegidos entre los 42 posibles. De esta manera, el azar y las matemáticas se complotan para que sean pocos los ganadores.

Por caso, el pozo memorable de julio de 2017 que en aquella ocasión fueron 532 millones de pesos los que se llevó un solo apostador de Balvanera, con un dólar de 16/17 pesos. Otra boleta favorecida en San Luis también sacudió los cimientos ya que en mayo de 2019 se cotizó a 280 millones (dólar a 70).

Y aún se recuerda el ganador de Hurlingham que en noviembre de 2013 embolsó 63 millones con un dólar a menos de 10 pesos, y que su feliz poseedor fue el marido de la empleada doméstica de Moria Casán.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos