ehadida@diariobae.com.ar 
@ernestohadida 

En su tercer año de gestión, el gobierno de Mauricio Macri decidió acelerar el "reformismo permanente". Entusiasmado por su triunfo en las elecciones legislativas, el oficialismo avanzará este año y el que viene para concretar la "santa trinidad" de las reformas que el establishment empresario y político de Cambiemos consideran necesarias para la refundación económica, política y social del país: bajar el "costo argentino" a través de la reforma laboral, reducir los aportes patronales a la seguridad social con la reforma previsional y achicar la presión impositiva con la reforma tributaria.

En la Casa Rosada creen que el objetivo está más cerca: las dos últimas leyes ya han sido votadas en el Congreso (en medio de una fuerte protesta popular). Y aunque la reforma laboral aún no fue aprobadas por los legisladores, es probable que termine siendo acordada en las dos cámaras y se convierta en ley.

Sin embargo, muchos ciudadanos dudan sobre los efectos reales que tendrán en sus bolsillos las transformaciones pensadas por el imaginario oficialista, el cual sostiene que -luego de atravesar el actual desierto del "reformismo permanente" y ya alejados de la esclavitud del populismo-, los argentinos recuperaremos la competitividad, multiplicaremos los acuerdos comerciales internacionales y nos insertaremos en los mercados, haciendo crecer la actividad económica y el empleo.

Los reparos de muchos sectores sobre el porvenir inmediato son entendibles: las recientes correcciones sobre las metas de inflación, que ahora tendrán un piso del 15% para 2018, sumado a un alza del dólar que lo llevó desde poco más de 17 pesos a rozar los 20 en dos semanas (y con perspectivas de que llegue a $24 este año), más un consumo que no se recupera y un mercado laboral que se ameseta, hacen que las promesas de los profetas de la felicidad sean escuchados cada vez con más sospechas.

Quizás porque, como decía el escritor francés Paul Valery, "el problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que era".