lauatalan@banegocios.com 
@luisauatalan

Respecto de que toda crisis es una oportunidad se aprecia un debate interesante. Desde ya, con ejercicio del pensamiento crítico, asoma un consejo útil: llamar a las cosas por su nombre. Una crisis es un estado de cambios, sobre un escenario inestable y sujeto a evolución.

La oportunidad hace a las chances para obtener algún tipo de mejora. Hay pensadores que abordan la idea de que una interacción entre ambos conceptos sí cristaliza en un fenómeno similar a un motor de impulso positivo. No siempre sucede. Mientras las naciones endeudadas del mundo podrían/deberían escribir páginas en relación con el particular, bastaría con la consulta simple y directa a Grecia sobre si sus situaciones límite han derivado en progreso o en sometimiento financiero.

O, lejos de datos duros, si la reflexión/opinión pública mejoró en cuanto a estándares de la buena memoria. A esta altura no es novedad que toda deuda es política. Y por senderos con indicadores económicos siempre en alerta morada va la Argentina. Con alfombras rojas al G20, el FMI, con el legado pendiente de sus próceres y sin lugar a casualidades con odio a nivel pandemia.

No es menor la cuestión de que antes de cumplir sus 90 días de gestión el gobierno nacional ha tenido errores forzados, pero muchos donde se embarcó por sí solo y más allá del área de comunicación. La decisión de que todo programa de gestión pueda tomar luz pública, respecto del acuerdo con los acreedores externos, es un riesgo y no mínimo.

La figura del ministro de Economía, Martín Guzmán, para ponerse la "10" y gambetear zancadillas externas y propias no es envidiable. Mucho menos en una nación donde gran parte de los ciudadanos soslaya, olvida o deja pasar que entre los últimos tomadores de deuda a granel hubo pretendidos "Messi" que firmaron pagarés desde el Estado, se alejaron de la función pública, saltaron por encima del mostrador y, ya más cómodos, aconsejaron estrategias de presión a los grupos financistas internacionales.

Nobleza obliga, si bien quedó demostrado que administrar un país no semeja a la misma acción en una empresa, aquí la crisis fue oportunidad.

Ver más productos

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Todo sobre el Flaco Spinetta

Todo sobre el Flaco Spinetta

Una pasión de padres a hijos

Una pasión de padres a hijos

Ver más productos