Por Daniel Beylis
suplesdomingo@cronica.com.ar

La actriz y cantante estadounidense Marilyn Monroe, probablemente la sex-Symbol más rutilante y escandalosa de los años 60 a nivel mundial, habría sido asesinada y no muerta por una sobredosis de barbitúricos en 1962, como se especuló durante años, en un oscuro hecho en el que estaría implicada la Central de Inteligencia americana (CIA), que habría evaluado que temas de secretos de estado habrían estado en juego, incluidos los del fenómeno OVNI, que aparecen en un reciente libro.

Según los textos, la blonda y curvilínea figura internacional habría sido implicada en una no tan secreta relación amorosa con el presidente de entonces de los Estados Unidos, cuya figura fuera de las más emblemáticas en la historia norteamericana, como fue el posteriormente asesinado John Fitzgerald Kennedy.

Éste, según explica la publicación, le habría revelado intimidades de la Casa Blanca a la artista en medio de un secreto pero descubierto romance, cuando ya estaba casado con la por aquellos años la primera dama Jacqueline Kennedy. Lo cierto es que hasta las naves extraterrestres habrían tenido que ver con la inesperada muerte de ese verdadero ícono de la belleza americana como era Marylin.

Según Nick Redfern, autor de un nuevo libro que otra vez refleja el romance supuestamente secreto entre la Monroe y JFK, terminó en la sorpresiva muerte de la actriz, debido a que la CIA provocó su muerte debido a que el más famoso de los Kennedy le había revelado secretos de Estado en materia OVNI.

No es el primer texto publicado que establece una relación entre la desaparición de la estrella con conspiraciones sobre la CIA, pero en esta oportunidad se habla de secretos revelados del asesinado mandatario sobre naves de otros mundos...

La muerte de Marilyn, uno de los principales iconos del cine y la belleza, a los 36 años de edad, ha sido durante mucho tiempo fuente de todo tipo de teorías conspirativas, y muchos alegan que se debió a su relación con el presidente demócrata John F. Kennedy, quien llegó a la Casa Blanca con una política más aperturista que sus antecesores.

Ahora, este libro afirma que la actriz californiana fue asesinada porque conocía secretos que le había revelado JFK, en concreto secretos muy sensibles sobre el fenómeno OVNI.

Diario de secretos: conspiraciones OVNI y la misteriosa muerte de Marilyn Monroe (Diary of Secrets: UFO Conspiracies and the Mysterious Death of Marilyn Monroe en su título original en inglés) es el título del libro, escrito por el periodista y ufólogo Nick Redfern.

Aunque oficialmente la también cantante falleció por una sobredosis de drogas, Redfern afirma que fue la siempre sospechada CIA hizo todo para que pareciera un suicidio y no un asesinato. Según el escritor e investigador, el hecho se produjo debido a que "a Marylin le revelaron secretos del Gobierno, uno de ellos era sobre OVNIs estrellados y extraños cadáveres retenidos en bases militares".

No sería la primera vez que hombres del poder más absoluto y de gran predicamento hablaron de más en relaciones prohibidas, lo sorprendente es que JFK le haya contado a su amante lo de los casos de naves y extraterrestres. Pero todo es posible.

Nunca se aclaró cómo falleció la actriz

Siempre han quedado dudas sobre cómo falleció el ícono sexual de los años ´60, la curvilínea estadounidense Marilyn Monroe. Una versión indica que fue hallada inconsciente en el dormitorio de su casa de Brentwood, California, por su ama de llaves, Eunice Murray, pasadas las 11 de la noche del sábado 4 de agosto de 1962.

Trasladada al hospital más cercano, no pudo hacerse nada por salvar su vida. Sin embargo, según otros testimonios periodísticos, la Murray encontró a la cantante ya muerta en su cama, mientras a su lado había innumerables cantidades de pastillas derramadas.

Al ingresar en el depósito de cadáveres, fue identificada con el número 81 828.

Pese a esa declaración que se dio en el primer momento, el tanatólogo Thomas Noguchinota I , quien participó en la autopsia de marylin, no halló restos de barbitúricos en el estómago, ya que declaró que lo encontró "que se encontraba casi totalmente vacío y que no había pastillas en el mismo ("The stomach is almost completely empty. No residue of the pills is noted, escribió en inglés).

No obstante, todo hace suponer que habría sido una operación montada por la CIA que habría comunicado a la prensa que había tomado cuarenta cápsulas de Nembutal, por lo que se trataba de un "probable" suicidio por lo que se trataba de un "probable" suicidio por sobredosis de un medicamento.

El mismo tiene la triste fama de que suele ser utilizada por aquellos depresivos compulsivos que ansían perder la vida a partir de ingesta de lo que se conocen como barbitúricos, y que en Estados Unidos requerían por entonces de prescripción médica para ser adquiridas.