La vivienda donde cometían los aberrantes delitos.

Un matrimonio de la capital de Corrientes fue procesado por abuso de menores a los que además filmaba, hechos por los que podría ser condenado a 49 años de prisión, según informó este viernes la jueza a cargo de la causa quien aseguró que se trata de un caso "aberrante" y "sin precedentes".

La pareja, detenida en febrero de este año después de la denuncia de los vecinos, está acusada por los delitos de corrupción de menores en concurso con abuso sexual simple, en concurso con abuso sexual con acceso carnal, gravemente ultrajante y por la producción de imágenes de menores con fines sexuales.

Así lo confirmó la doctora Josefina González Cabañas, titular del Juzgado de Instrucción Nº 3 que ordenó el procesamiento de Maximiliano Ayala y Vanesa Fernández y afirmó que se trata de "un caso aberrante que no tiene precedentes".

"Es un caso grave y no estamos habituados a tratar tanta perversidad"
, expresó la magistrada en declaraciones a Radio Dos, y detalló que la pareja que habitaba en el barrio San Antonio Este de la Capital provincial, captaba niños y niñas y abusaban de ellos bajo amenaza.

Sobre la causa que se inició en febrero de este año, explicó que "a los chicos los captaban, los amenazaban y por eso los niños callaban y además, los pequeños eran invitados a la casa porque se sentían atraídos por elementos tales como una pileta, una tablet, juegos, etc". 


La jueza señaló que "el tratamiento era diferente con cada niño" y que "no con todos hacían lo mismo". Y agregó que "hay niños a los cuáles les tomaban fotos con alto contenido pornográfico".

En tanto, confirmó que se comprobaron cinco hechos y señaló que "en una nena está comprobado el abuso sexual agravado y en otra ultrajante. Y en todos los casos filmaban".

"Los integrantes del matrimonio fueron procesados por varios delitos, uno de ellos es l. corrupción a menores en concurso con abuso sexual simple, y también en concurso con abuso sexual con acceso carnal, gravemente ultrajante; y además en la producción de imágenes de menores con fines sexuales", afirmó la jueza González Cabañas.

Finalmente, la magistrada señaló que con la sumatoria de los delitos mencionados, la pena podría llegar a los 49 años de prisión.

Por su parte, el doctor Hermindo González, abogado de las víctimas e integrante de la Red de Infancia Robada, dijo a Radio Dos ahí. que "hay toda una estructura que nos lleva a sospechar que podríamo. estar ante una red de pedofilia".

En este sentido, sobre las fotografias de los niños y niñas en poses sexuales explícitas, el letrado señaló que "las imágenes podrían haber sido transmitidas o entregadas a otros pedófilos".

Fuente: Télam