La autopsia del cuerpo de la nena de 7 años que habría sido asesinada por su madre develó más detalles acerca del siniestro episodio de violencia familiar ocurrido en la zona norte del Gran Buenos Aires.

Las pericias post morten realizadas en la Morgue de San Fernando al cuerpo de la víctima confirmaron la sospecha de los investigadores: de acuerdo a la información de los voceros judiciales del caso, la causa habría sido "muerte por asfixia".

Además, los médicos encargados de los trabajos descartaron la presencia de heridas o golpes que hayan podido provocar el fallecimiento.

 

Según informaron los peritos que trabajaron en primera instancia, la niña presentaba marcas y lesiones en la región del cuello, que se cree serían compatibles con una acción de estrangulamiento.

Mientras tanto, la acusada permanece internada con custodia policial en el Hospital Juan Cirilo Sanguinetti, donde se recupera de las heridas que se habría provocado ella misma con intenciones de quitarse la vida.

Se trata de la madre de la menor, una mujer de 35 años que tendría severas alteraciones mentales y que tuvo que ser operada de urgencia a raíz de las lesiones.

 

La sospechosa habría asfixiado a su propia hija mientras la nena dormía en su cama, para luego intentar suicidarse aplicándose varios cortes en el cuello.

Esta hipótesis surge en base a diversas pericias realizadas por expertos de la Policía Científica, que fueron convocados por la fiscalía a cargo de la investigación.

El dramático hecho fue descubierto este viernes en la localidad de Presidente Derqui, cuando, a raíz de un llamado que se recibió en el número telefónico de emergencias 911, los uniformados pertenecientes al Comando Patrulla arribaron a una finca situada en calle Antonio Toro al 300, casi en el cruce con Bartolomé Mitre

 

Trascendió que Cristian Rebelli, de 38 años y padre de la pequeña, arribó a la casa y entonces encontró a su esposa, llamada Gimena, quien se había efectuado ella misma un corte en la garganta, presuntamente mediante la utilización de un cuchillo.

El hombre observó que la niña yacía desvanecida en una cama y, de inmediato, resolvió trasladarla al Hospital Materno Infantil Comodoro Meisner, ubicado en Presidente Derqui, donde los médicos comprobaron que la chiquilla estaba muerta.

 

Ver comentarios