Víctor González, el hombre de 54 años herido de dos puñaladas en la espalda por su hijastra de 12 que salió en defensa de su madre, se negó a declarar ante la fiscal del caso y quedó imputado por el delito de “tentativa de homicidio de una mujer mediando violencia de género”.

Este hecho ocurrió hoy por la tarde, cuando la fiscal Marina Rocovich de la Unidad Funcional de Instrucción No 2 de Lomas de Zamora, se presentó en el Hospital Oñativia, de Rafael Calzada, lugar donde el hombre se encuentra internado fuera de peligro luego de ser operado a raíz de sus heridas en la espalda.

Según informó uno de los médicos del centro asistencial, el hombre fue sometido a un drenado de sus pulmones.

“Ingresó con una herida en ambos hemitorax y en el lado izquierdo sufrió una lesión con sangre en cavidad pleural. Fue a quirófano y se le colocó un drenaje de derivación por lo que aún esta drenando, esta evolucionando bien, pero en post operatorio”.

La menor autora del hecho, también se encuentra internada en dicho hospital, ya que sufrió una fractura en su tobillo cuando escapaba de la casa para pedir ayuda. "La chiquita de 12 años ingresó con factura de tobillo y como estaba muy inflamado se le hizo medio yeso con idea de hacerle un yeso definitivo cuando se desinflame. No requiere cirugía y desde el punto de vista médico está en condiciones de recibir el alta”, expresó un directivo del hospital.

En las últimas horas, la madre de la niña publicó en su muro de Facebook una carta en la que le pedía perdón por la situación que debió pasar y le agradecía haberle “salvado la vida”, aunque luego la borró de su estado público.

"Hoy lo terminé de confirmar, sos mi ángel de la guarda”, comienza la carta dirigida a su hija, en la que agrega: “Te pido perdón por lo que te hice pasar, tengo vergüenza de mirarte. Sos gigante mi pequeña”. En el tramo final, concluye: “No me va a alcanzar la vida para agradecerte lo que hiciste por mí este día. Me salvaste la vida”.