El cadáver de una joven de 17 años que había sido robado de su féretro fue encontrado por los policías que participan de la investigación, según informaron fuentes oficiales quienes precisaron que el cuerpo fue recuperado en una de las secciones del cementerio en La Cruz, Corrientes.

Aunque no hubo detenidos, desde el Departamento de Relaciones Policiales, mencionaron que sí fueron demoradas varias personas.

Según detallaron los familiares, Valentina, de 17 años, se suicidó el miércoles a la noche y en la mañana de del viernes empleados de cementerio hallaron el féretro profanado y sin el cuerpo en su interior.

"En el pueblo nadie entiende nada. Fui al cementerio a despedirla y me encontré con el cajón vacío. Yo creo que más que nada todo es por maldad", contó Mario González padrastro de la joven.

En tanto, agregó que "sólo se llevaron sus restos, y las otras cosas personales las dejaron en el ataúd".

Sobre el suicidio de la menor, el hombre había contado que la familia no había notado "nada raro, andaba bien en la escuela, y estaba por terminar la secundaria. Todo iba bien. Con nosotros nunca se quejó de nada. Como padre puedo pensar cualquier cosa, pero no entiendo qué pasó".

El caso, causó estupor en el pueblo de 9 mil habitantes, ubicado a 430 Kilómetros al este de la Capital provincial donde miles de personas marcharon para exigir respuestas por lo sucedido.

Por su parte, el comisario inspector Lorenzo Baroni, jefe de la comisaría de La Cruz, detalló que "un joven de 18 años está demorado por la desaparición del cuerpo" y que el chico “habría tenido un vinculo sentimental con ella”.

Seguidamente señaló que no descarta “ninguna hipótesis” y que está convencido de que “esclareceremos debidamente este hecho”. Y agregó que “se está tomando declaración a familiares, profesores y amigos de la joven”.

"La chica de 17 años se suicidó. el miércoles pasado a las 21,30. Se realizaron las actuaciones forenses con peritos y médicos de la Unidad Regional 4, y le fue devuelto el cuerpo a sus familiares para su exhumación", detalló Baroni.

"El cuerpo fue puesto en un nicho del cementerio de la localidad”"nos anoticiamos que había sido profanada su tumba y sustraído el cuerpo".

"En el pueblo nadie entiende nada. Fui al cementerio a despedirla y me encontré con el cajón vacío. Yo creo que más que nada todo es por maldad", contó el padrastro de la joven.


Finalmente el comisario Inspector señaló que “la historia de vida de la joven se enmarcó en el desinterés familiar, la violencia y el abandono”.
 

Fuente: Télam