Lorenzo Muñoz, el acusado del doble femicidio, cometido el 22 de febrero en la localidad neuquina de Las Ovejas, se suicidó al colgarse de un árbol en un descampado, donde fue encontrado el último sábado tras permanecer prófugo casi un mes, según los resultados obtenidos de la autopsia.

El fiscal General de Neuquén, José Gerez, detalló este lunes a la prensa que Muñoz se ahorcó en un lugar cercano a la casa de un familiar y a unos 600 metros de donde el 22 de febrero pasado mató a su ex pareja Carina Apablaza (31) y la hija de ésta, Valentina (11).

"Lamentablemente lo encontramos sin vida y esto nos llena de impotencia, no solo a la familia y a la sociedad sino a los que participamos de esta búsqueda", dijo.

El cadáver de Muñoz fue inspeccionado en el lugar del hallazgo por miembros del equipo forense del Poder Judicial provincial, quienes lograron identificarlo por los tatuajes, un escudo en una mano y dos nombres en los antebrazos. Tenía lesiones en la zona del cuello y los ojos lastimados.También tenía lesiones en las muñecas, que se buscará saber si son del día del doble femicidio o si se cortó las venas

Una vez realizada la autopsia en la morgue del Poder Judicial de Neuquén, Gerez sostuvo que "el análisis de los peritos criminalísticos en el lugar de los hechos indica que Muñoz se suicidó por ahorcamiento allí porque su cuerpo se encontró con un soguín en el cuello con un nudo corredizo y atado a un ramerío de rosa mosqueta".

Sobre la data de la muerte, de la autopsia surgió que al menos llevaba fallecido diez días, aunque aún se aguardan algunos análisis complementaros para certificarlo.

El fiscal general negó que el operativo de búsqueda montado hace 23 días con más de 100 policías, motociclistas, caballos, un helicóptero y decenas de vehículo haya fracasado.

"A todos nos hubiese gustado, y a mi principalmente, encontrar con vida a Muñoz para que sea juzgado por la sociedad. Iba a ser sometido a un juicio por jurados y en todo momento anhelaba encontrarlo con vida para que sea la sociedad la que lo juzgue y lo condene por un crimen severo y con la pena más alta que tiene el Código Penal Argentino”, agregó el funcionario judicial.

La Policía realizó dos allanamientos: uno en la casa de Muñoz y otro en la de Merino. En esta última, se encontró una carpa con una soga cortada, que se correspondería con la hallada alrededor del cuello de Muñoz y que le causó una muerte por ahorcamiento.

El doble femicidio fue cometido el 22 de febrero, cuando madre e hija fueron atacadas a cuchilladas en la calle por Muñoz, quien tenía una orden de prohibición de acercamiento a ambas, tras haber sido acusado de abuso sexual en contra de la niña.