Un depravado se bajó los pantalones y tocó sus partes íntimas frente a la empleada de un kiosco en la ciudad cordobesa de Monte Cristo.

Todo quedó grabado por las cámaras de seguridad del comercio y las imágenes se viralizaron rápidamente.

El hecho ocurrió el lunes en un kiosco ubicado en el barrio Parque Norte, de Monte Cristo, a unos 25 kilómetros de la capital cordobesa.

La empleada del kiosco dijo que accionó el botón antipánico y no funcionó.

Las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron cómo el hombre bajó sus pantalones y se masturbó frente a la joven empleada.

"Se puso nervioso y se empezó a desprender el pantalón. Toqué el botón antipánico varias veces y no funcionó, así que después de la compra le pedí que se vaya", contó la víctima a la radio Cadena 3 de Córdoba.

Tras difundirse el caso, la joven relató que otras mujeres, varias de ellas menores de edad, se comunicaron con ella para contarles que habían sufrido situaciones similares con el mismo hombre.

Indignadas, las mujeres de Monte Cristo marcharon hacia la comisaría local.

Por su parte, la intendenta de Monte Cristo, Verónica Gazzoni, emitió un mensaje a la población y expresó su "indignación" por el caso, que motivó una moviización popular hacia la comisaría.

"No puedo entender cómo una persona tan impunemente puede venir a desnudarse o exhibir sus partes íntimas, acosando a nuestras mujeres", dijo Gazzoni.

La jefa comunal comentó que todas las pruebas visuales fueron presentadas a la Justicia para encontrar al depravado.

"Necesitamos que las niñas y mujeres vivan y caminan con tranquilidad en Monte Cristo. Estamos viviendo algo que nunca se dio en nuestra ciudad y no puedo entender cómo una persona tan impunemente puede desnudarse acosando a nuestras mujeres”, sostuvo.

 

Ver comentarios