Beatriz Pérez, la suegra del representante de Bochini, fue atropellada por un colectivo y le amputaron una pierna. Familiares de la mujer de 77 años piden testigos y denuncian que el chofer aun está libre. El lamentable suceso se produjo el jueves pasado cuando un colectivo de la línea 266 arrolló a una anciana en la intersección de Virrey Vertiz y Salta, en la localidad de San José.

Así fue socorrida la mujer.

Acudieron a su socorro Bomberos Voluntarios de Lomas de Zamora y SAME de Almirante Brown, quienes procedieron a inmovilizar a la víctima para evitar mayores daños y la llevaron al Hospital Oñativia con una herida grave en una de las extremidades inferiores. Según comentaron sus familiares, la mujer se encuentra internada en grave estado por la sangre que perdió. Esta en terapia y con respirador, por lo que su estado de salud es muy delicado debido al fuerte traumatismo.

Cabe destacar que especialistas y familiares evaluaron trasladarla a un centro de mayor complejidad, pero su salud se lo impide.

Los vecinos de la zona, según publicó el medio local  eldiariosur.com aseguraron que el accidente “no es una sorpresa”. “El semáforo no anduvo durante tres días y los colectivos doblan a la izquierda en una calle de doble sentido sin semáforo que lo permita”, denunciaron.

Además, explicaron que debido al estado de las calles y las obras que se están realizando en la zona, “los colectivos y autos que circulaban por Catamarca van por Conte y doblan en Vertiz para llegar a Salta y retomar su recorrido”, haciendo del lugar un verdadero caos para autos y peatones.

Esta es la unidad que atropelló y dejó muy grave a la mujer de 77 años.

En tanto, la citada publicación sostuvo que familiares de Pérez piden testigos.“Mi suegra está muy mal, perdió una pierna y precisamos testigos, los pasajeros del colectivo que pidieron al chofer pare porque nadie de la empresa se hizo presente, solamente la gente del seguro y acá no es cuestión de plata, es que cada uno se haga cargo de lo que hizo”, aseguró Claudio Parada , yerno de la víctima.

“Era muy vital, no se quedaba quieta" dijo su yerno y recordó que "ella estaba cruzando bien, el semáforo no andaba y a las 4 horas del accidente lo repararon. Cuando el semáforo no anda tienen que tener más precaución”.

Mas tarde agregó que “a ella le coartaron la posibilidad de vivir como antes porque le cortaron la pierna. Queremos que mínimamente le den un poco de calidad de vida, la pierna no la van a reponer”.

Por último, y en búsqueda de testigos que viajaban dentro del colectivo, Parada dijo: “Tenemos entendido que gente de arriba del colectivo le pidió al chofer que pare porque no se había dado cuenta”.