La visible herida en la frente de la víctima (El Liberal).

Una mujer que había sido agredida por su concubino denunció telefónicamente un episodio de violencia que estaba ocurriendo en su domicilio ubicado en el barrio Francisco de Aguirre de la ciudad capital de Santiago del Estero. La mujer alertó a la Policía debido a que temía por la integridad física de su hija de apenas 4 meses, informaron fuentes policiales.

La víctima identificada como V.U. de 34 años, al parecer mantuvo una feroz discusión con su pareja, identificado como P.D.R. de 46, quien estaba en aparente estado de ebriedad y habría consumido estupefacientes y en un momento determinado tomó una sartén y la golpeó en la cabeza produciéndole una herida en la frente.

Según el testimonio de la propia mujer, el agresor no quería entregarle a la niña y la víctima temía que éste le hiciera algún daño ya que se encontraba fuera de sí.

Efectivos de la Seccional Cuarta arribaron al lugar e intentaron calmar los ánimos, pero el hombre comenzó a insultar y a agredir a los uniformados quienes lo redujeron, informó El Liberal.

Posteriormente, a la escena llegó una hija (19) del agresor y confesó a las agentes policiales que era golpeada y por tal motivo se fue de la casa, pero por otro lado su concubina pedía que no lo detengan ya que es el sostén de la familia.

Trascendió que por orden de la fiscal de turno interviniente, Dra. Andrea Juárez, el violento hombre quedó en calidad de detenido, acusado de lesiones y resistirse a la autoridad.