En medio de la crisis económica que se profundizó en las últimas semanas, luego de las PASO, el "cuento del tío" mutó en una nueva modalidad de estafa. Mediante un llamado telefónico, los delincuentes se hacen pasar por un familiar y manifestando la existencia de un “corralito financiero”, se le propone a la víctima llevarse el dinero, en pesos y dólares a lugares más seguros.

Por lo general, los adultos mayores son el blanco para este tipo de delitos dado a que son fáciles de engañar. Desde la cartera de Seguridad de Mendoza, donde se dieron mayor cantidad de hechos de este tipo, advierten que no hay ninguna operatoria de entidades bancarias ni financieras para sacar dinero de circulación y, además, toda operación financiera debe realizarse personalmente en el banco.

Por este motivo, también se aconseja evitar dar datos a personas desconocidas o ajenas a la familia. Al momento de recibir un llamado telefónico de estas características, sugieren cortar rápidamente la llamada y tampoco dejar entrar a personas extrañas en el interior de la vivienda.