La anestesista que participó de la endoscopía a Débora Pérez Volpin negó este jueves cualquier responsabilidad en el deceso de la periodista ante el juez que investiga el episodio, una declaración similar a la realizada el miércoles por el médico que realizó la práctica médica.

Según fuentes judiciales, Nélida Inés Puente presentó un escrito en el juzgado Criminal y Correccional 57 detallando los aspectos técnicos de su intervención y aseguró ante el juez que "no tuvo ninguna responsabilidad" en la muerte de la periodista.

El abogado de la anestesista, Eduardo Gerome, luego de la audiencia que ella "no tuvo ninguna responsabilidad: explicó perfectamente cuál fue su actuación y rechazó cualquier tipo de imputación porque las cosas sucedieron por circunstancias ajenas a su intervención".

La declaración de Puente se suma a la concretada el miércoles por el médico gastroenterólogo que intervino en el estudio, Diego Ariel Bialolenkier, quien aseguró cómo hizo el procedimiento a la periodista y explicó: "No la perforé, no cometí error alguno".

Asimismo, Bialolenkier deslizó que tal vez la crisis se desencadenó por "una maniobra de la anestesista"

Bialolenkier manifestó: "No tengo conocimiento de que la haya perforado. Le insuflé el aire que sale del endoscopio y no se puede regular. Es la cantidad mínima", al tiempo que dijo que no podía explicar como el aire le llegó hasta el cerebro a la periodista.

Según la autopsia realizada a Volpin, la muerte sobrevino por “una perforación instrumental en su esófago”, durante la endoscopía. 

El abogado Gerome mencionó que la doctora Puente se sentó frente al juez Carlos Bruniard y "contestó todas las preguntas que le hicieron, tanto el juez como la fiscal (Nancy Oliveri) y las contestó con solvencia hasta la última de las consultas".

A partir de su declaración como imputada, la doctora Puente debe aguardar diez días hasta que el juez decida su situación procesal

Fuente: Télam