"Su estado de salud es crítico, está peleando por su vida", dijo a los medios locales Vanesa, la mamá de Lautaro. "Tiene traumatismo de cráneo, su vida corre peligro", agregó luego. Bettini permanece internado en la unidad de terapia intensiva en el Hospital Castro Rendon, luego de recibir un ladrillazo en la cabeza. De acuerdo con el parte médico, el chico presenta una fractura con hundimiento de cráneo y ruptura de una membrana rígida que le perforó la masa encefálica, lo que le produjo un derrame cerebral.

 

"La gente del Neuquén Rugby Club se puso en contacto con nosotros y se puso a disposición, pero somos conscientes de que esto ocurrió en la vía pública", dijo la madre. "Esto es la violencia instalada en la juventud. De esto somos responsables los padres por la mala educación", agregó. "Había un montón de gente con altísimos niveles de alcohol. En el momento que se armó la pelea, no había policías ni seguridad", dijo Vanesa.

Secuelas

"El doctor dijo que por suerte la ambulancia llegó rápido, lo que es bueno para los parámetros de tratamiento de este tipo de lesiones", añadió, y explicó que el hueso del cráneo fue el que provocó una herida en el lóbulo parietal y eso es irreversible. La madre del joven explicó entonces que Lautaro sufrirá algunas secuelas, que se determinarán más adelante.

Por último, adelantó que se hizo la denuncia y que se reconoció a los agresores: quien le pega con la piedra y quien lo patea una vez que Lautaro ya está en el piso, sin capacidad de defensa. En tanto, la policía detuvo ete miércoles a uno de los agresores, un joven que tiene 18 años y que fue identificado gracias a las filmaciones de la pelea que realizaron con celulares quienes presenciaron la agresión y que luego se viralizó en las redes sociales. Además, fueron de vital importancia las declaraciones de los testigos, que aseguraron que Lautaro sólo quería separar a sus amigos.