Las autoridades resolvieron detener en forma preventiva a un oficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que estaría implicado en el caso de la joven que el martes pasado apareció baleada en la cabeza y abandonada junto a las vías del ferrocarril, en el sur del conurbano bonaerense.

Se procuran establecer las circunstancias en las que la víctima, de 21 años, recibió el disparo. Hasta el momento, la muchacha, que sería novia del efectivo policial, permanece internada en muy grave estado en un centro de salud. El suceso fue primicia de cronica.com.ar.

Al respecto, los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el oficial sospechado está destinado en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) que tiene sede en la localidad de Monte Grande. Mientras tanto, la víctima, a quien un proyectil de arma de fuego le atravesó el cráneo, continúa alojada en el Hospital Zonal General de Agudos Mi Pueblo, donde los médicos resolvieron entubarla y colocarle un respirador artificial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la situación comenzó a descubrirse cuando los parientes de la muchacha concurrieron ayer a la comisaría de Claypole, para denunciar que, desde la noche del martes, desconocían el paradero de la joven, quien había salido de la vivienda familiar, en compañía de su novio.

Por dicho motivo, los uniformados de la seccional empezaron a investigar lo ocurrido y convocaron al oficial, quien finalmente narró que en la noche del martes había concurrido con su pareja a un local de comidas rápidas y que luego, dentro de su automóvil (un Ford Taunus negro, con el dominio finalizado en 827), la joven se había disparado un tiro en la cabeza, tras apoderarse de su pistola reglamentaria Bersa Thunder TP 9 calibre nueve milímetros.

En tanto, al revisar luego el interior del coche, los pesquisas incautaron un buzo que tenía manchas de sangre y una cartera de mujer, en cuyo interior se hallaban los documentos de la víctima.

 

 

Al profundizar las diligencias, se averiguó que la víctima era la persona que en la noche del martes había sido encontrada abandonada junto a las vías del Ferrocarril General Roca y en cercanías de un arroyo, en el cruce de diagonal Los Tilos y Los Aromos, en la localidad de Gobernador Costa.

En esos momentos, la muchacha carecía de documentación que la identificara. Tal como publicó cronica.com.ar, la mujer se hallaba vestida con una campera inflable negra, zapatillas de igual color y un pantalón de jean azul.

Intervino en la causa, que preventivamente fue caratulada “Averiguación de ilícito y lesiones graves”, la doctora Mariana Dongiovanni, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2, quien dispuso la inmediata realización de varios procedimientos para esclarecer lo acontecido.

Dongiovanni pensó, en un comienzo, en solicitar la colaboración de la Gendamería Nacional Argentina (G.N.A.) para efectuar las pericias correspondientes, aunque, finalmente, resolvió convocar a los integrantes de la Policía Científica de la Provincia de Buenos Aires, para que revisaran el interior del Ford Taunus, donde se hallaron manchas de sangre que cree serían de la víctima.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios