Superstición mortal. Un hombre de 62 años ahorcó a su hijo de 8 y luego se suicidó colgándose de una viga en la casa en la que ambos vivían en el este de Tucumán, y dejó un escrito donde explicaba que había tomado esa decisión porque su familia era víctima de un “embrujo”.

Las víctimas fueron identificadas como Víctor Rubén Carranza (62) y su hijo (8), cuyos cuerpos fueron encontrados ayer alrededor de las 11.30, colgados de la viga de una vivienda ubicada dentro de una casa que el hombre cuidaba, sobre la ruta 327, a kilómetros de Estación Aráoz.

Los cuerpos fueron descubiertos por un compañero de Carranza, quien asistió al lugar para trabajar y dio aviso a la policía. El coordinador de la Unidad Fiscal de Homicidio II, Alejandro Valero, explicó que “de la inspección a los cuerpos -tanto del adulto como del niño- surge que fallecieron por ahorcamiento y estaría descartada la intervención de terceros, por lo que se trataría de homicidio seguido de suicidio”.

También, advirtió “que hubo un intento de prender fuego la casa y, en ese sentido, el cuerpo del hombre presentaba quemaduras”.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos