Un hombre fue encontrado sin vida en su vivienda del barrio Monterrey, de la localidad de Villa Rosa en Pilar. La víctima, identificada como Federico Gustavo Patrón, de 58 años, tenía parte de su rostro comido por su propio perro de raza Labrador

Fue el hijo de la víctima, de 35 años, quien realizó el macabro hallazgo cuando llegó a visitar a su papá, luego de 20 días sin verlo. Patrón era docente y en 2016 había denunciado la venta de títulos truchos en la Universidad de Morón.

El hombre habría muerto de causas naturales. El lunes le realizarán la autopsia.

El cadáver del hombre, en avanzado estado de descomposición, estaba sentado en un sillón y, a su lado, su mascota que le habría devorado el rostro.

La primera hipótesis que manejan los investigadores es que se trató de una muerte natural ya que, de acuerdo a las primeras pericias, el cuerpo no mostraba signos de violencia. Además, la casa se hallaba ordenada y, aparentemente, sin faltantes.

El lunes se le realizará la autopsia de rigor en la Morgue Judicial de San Fernando y eso brindará más datos sobre el motivo del deceso.

Por el momento la causa en la que interviene la UFI Nº3 a cargo de María Inés Domínguez, fue caratulada como “Averiguación causales de muerte”.