Rodrigo Eguillor, de 24 años e hijo de la fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro, quien está detenido desde el último 12 de diciembre, fue considerado como un "interno de riesgo" para él mismo y para los demás porque sufre constantes episodios de angustia que luego se transforman en rebeldía.

Sucede que el joven detenido, en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, por mantener cautiva a Louders, una chica de 21 años, golpearla y abusarla sexualmente, según consta en la causa, padece abstinencia de drogas y producto de esta situación se pelea con otros presidiarios y guardias.

Fuentes del servicio penitenciario comentaron que "no solo destruye cosas" sino que además "le da órdenes a los otros internos, como desmostrando que él es el líder".    
 
De esta manera, en las últimas horas trascendió que Eguillor tuvo su primer episodio de violencia en la víspera de la última Navidad. En aquel momento, discutió con un guardia y no conforme con esto arrancó el inodoro de su celda. Al ser consultado por otro penitenciario sobre estos destrosos dijo: "Lo rompí y no pienso limpiar nada de acá, eso lo van a hacer ustedes”

Al reiterse algunas de estas conductas, fue trasladado al pabellón de agresores sexuales, lugar en el que reside Jonathan Fabbro, el futbolista procesado con prisión preventiva por el presunto abuso de su  ahijada, pero aquí tuvo problemas de convivencia con otros presos.

Por estas situación, el joven fue considerado por los especialistas en salud y las autoridades del penal como un "interno de riesgo", tanto para su persona como para quienes lo rodean.

Todos estos hechos, además, hicieron que ahora sea monitoreado en forma permanente. Al parecer, quienes lo conocen manifiestan que aún no comprende qué hizo para estar detenido.

Procesamiento con prisión preventiva

Por otra parte, la Cámara del Crimen porteña determinó el procesamiento con prisión preventiva para  Rodrigo Eguillor por el delito de "abuso sexual con acceso carnal" sobre una joven en un departamento de San Telmo el último noviembre, tras mantenerla cautiva.

Para los jueces fue fundamental el testimonio de la víctima, quien según los médicos estaba "lúcida y orientada", pero "angustiada, con miedo y nerviosismo", presentando "conciencia de síntoma y situación, coherente, de ritmo conservado" y afirmando que no hay "ideación delirante". Al mismo tiempo, el informe de los especialistas determinaron escoriaciones en distintas partes del cuerpo, sumadas a lesiones en su zona paragenital, situación que da cuentas de la "violencia física" que padeció. 

En esta línea, el testimonio de una vecina testigo de los hechos y que el Cuerpo Médico Forense indicó que el joven de 24 años padece un grave trastorno sociopático de personalidad con abuso mixto de drogas, llevaron a los jueces a confirma su procesamiento debido a que este último punto no afecta su capacidad de comprensión y dirección de sus acciones.

Por último, según manifestaron los jueves: "También consideramos que la actitud de Eguillor, quien pretendió simular un intento de suicidio por parte de la víctima, permite inferir que al verse descubierto públicamente acudió a esa estrategia para justificarse ante lo que estaba ocurriendo".

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos