El conductor Miguel Ivanovich, que atropelló al ciclista Sebastián Devoto (35) y huyó, declaró ante la Justicia por "homicidio culposo en grado de tentativa". El imputado acumulaba 22 multas que suman 140 mil pesos, en su mayoría por exceso de velocidad en avenidas y autopistas.

Mientras Devoto continúa internado en terapia intensiva con estado reservado en el Sanatorio Finochietto, Ivanovich será indagado por llevarlo por delante a gran velocidad el pasado martes  en la avenida Beiró al 3700, en el barrio porteño de Agronomía. Luego del siniestro, huyó de la escena y, metros más adelante, chocó con otro automóvil que estaba estacionado, en la intersección con la avenida Nazca. 

Ivanovich fue trasladado al hospital Zubizarreta porque no podían despertarlo. Tras estabilizarlo, quedó detenido en la Comisaría Comunal 6 al comprobarse que tenía 2,4 gramos de alcohol en sangre, un cantidad mucho mayor a la permitida por la ley. Dentro del auto, la policía también encontró latas vacías de cerveza.

LEÉ TAMBIÉN: "Así conductor se llevó puesto a un ciclista en Agronomía"

Según pudo conocerse en las últimas horas, Ivanovich es parte de la comunidad gitana y trabaja con la compra y venta de autos. Lo que no sorprendió fue su historial frente al volante: acumuló 22 infracciones en un monto que alcanza los 140 mil pesos, entre $54.570 en Capital y $83.350 en Provincia, por no respetar normas de tránsito, circular con exceso de velocidad y cruzar barreras bajas. 

Además contaba con cuatro registros de conducir distintos en la ciudad de Buenos Aires, la Provincia y Córdoba. Otro dato llamativo por los investigadores es su domicilio asentado en Saavedra cuando actualmente vive en Floresta.

El vehículo en que fue trasladado (Crónica HD).

Ver más productos

Vendé tus productos en Cronishop

Vendé tus productos en Cronishop

La biografía definitiva de Evita

La biografía definitiva de Evita

No aflojamos: protegete del Coronavirus

No aflojamos: protegete del Coronavirus

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Ver más productos