El asalto dejó un saldo de tres heridos, entre ellos el ladrón.

El único delincuente detenido por el robo a una joyería en la zona de los Tribunales porteños, quien permanecía este jueves internado en grave estado, está acusado de haber participad. en el asalto a una pinturería en la localidad bonaerense de Hurlingham, donde lo grabó una cámara de seguridad.

Además, tiene varios antecedentes por robos de autos, una identidadad falsa y un hermano policía. El imputado había recuperado su libertad hace tres meses.

Antecedentes

Carlos Alberto Antequera Sánchez (33), aún internado en el hospital Argerich a raíz de las heridas que sufrió cuando fue detenido el martes por la Policía de la Ciudad, tras el tiroteo en la zona de Tribunales, tuvo una causa por tentativa de robo a un auto en noviembre de 2006.

En 2009, ingresó a la Unidad 1 de Olmos por el robo de un auto. El hombre quedó fichado como Sergio Hernán Baffeti ya que tenía una falsa identidad. Incluso, tiene varios perfiles falsos de Facebook. 

En 2010 fue trasladado a la Unidad 42 de Florencio Varela, donde lo condenaron a cinco años y diez meses de prisión. Recuperó la libertad en diciembre de 2013. 

Luego, lo detuvieron nuevamente en febrero de 2015 por el robo de otro auto en La Matanza. En enero de 2017 tuvo una pelea en la cárcel en la que sufrió dos puntazos en la pierna. Fue liberado el 6 de noviembre último.  


En tanto, el asalto a la pinturería se produjo el 23 de enero último en la pinturería "Atilio", situada en avenida Vergara 3923, cuando dos delincuentes ingresaron al local y tras amenazar a un empleado, robaron de la caja unos de 30.000 pesos. 

Tras la investigación, se estableció que los autores del robo vivían en la calle Florida al 700 de Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero, por lo que se allanó el domicilio y se detuvo a René Waldemar González Chávez (40), alias "El paraguayo".

En tanto, se logró determinar que su cómplice era Antequera, quien aún no pudo ser indagado por la gravedad de su estado, pero las fotos que le tomaron mientras estaba esposado en el piso el martes coinciden con los fotogramas obtenidos del video de la pinturería. 

Además de este caso, Antequera, que es oriundo del partido de San Martín, tiene varios antecedentes por robos de autos, una identidad falsa y un hermano policía, y había recuperado su libertad hace tres meses, según su prontuario.

Perfiles falsos en Facebook 

El acusado tenía un perfil falso en Facebook bajo la identidad de "Sergio Bafetti". Además, tiene al menos otros dos bajo el alias de "Carlitos Tevez". 

Unos días antes de ser detenido, su mujer le dejó el siguiente tierno mensaje en la red social: 

"'Donde no puedas amar, no te demores' y es así mismo como me he sentido desde que te conocí. Me has dado alas para volar lejos y realizarme como persona, como mujer; y me has dado muchas más razones para volver a tu lado. Cada día me confirmas que me puedo demorar a tu lado, si quiero, hasta la vida misma, porque me demuestras tu inmenso amor todos los días, todas las horas", escribió.

Agregó: "Contigo me siento la mujer más feliz del mundo, me das seguridad y eres el hombre indicado para mí; no solo me llenas de infinito amor, sino que además me das paz y mucha tranquilidad, ya que contigo no solo comparto mi vida y mi corazón, sino también el bienestar que se obtiene de la seguridad que me brindas en la relación, en esta maravillosa relación. Es increíble saber el tiempo que hemos estado juntos. Estos meses se han ido como instantes y solo tengo en mi mente los momentos increíblemente hermosos a tu lado".

Clarín accedió al perfil y recuperó una foto de la pareja del acusado, la cual muestra al detenido con la misma remera que utilizó para cometer el robo en la joyería.

El hombre tenía varios perfiles falsos en Facebook. 

Dueña de la joyería: "Los delincuentes estaban disfrazados"
 
En tanto, la dueña de la joyería asaltada, llamada Liliana, relató que al momento del asalto estaba en el local de Libertad 397 junto a un empleado y a su hermano, que fue herido por los delincuentes en la cabez. y quedó ensangrentado.

"Entraron dos disfrazados, uno tenía un barbijo puesto para que no se viera la cara y los dos tenían camisa blanca con sombreritos tipo conwoy. Entraron, sacaron un arma, dijeron ’quedense quietos’, uno le pegó a mi hermano, lo lastimó y lo tiró para atrás", relató la mujer.

Aseguró que el otro de los ladrones "fue directamente a la vidriera para sacar las joyas", y tras apuntarle con un arma a ella, la llevó hasta la caja fuerte para que le diera las alhajas de oro que había allí.

"Yo les di las cosas, quería que se vayan lo antes posible", aseguró Liliana, quien explicó que en ese momento no había clientes en la joyería, lo que atribuyó a que la banda había estado merodeando minutos antes hasta esperar el momento para ingresar.

La mujer dijo que fue "terrible" cuando los ladrones "empezaron a tirar tiros adentro del local" al advertir la presencia de un policía de la cuadra cerca de la entrada.

"Nadie salió por suerte lastimado. Cuando empezaron los tiros, mi hermano gritó 'al piso' y lo único que hacíamos era escuchar los tiros. El policía de la cuadra estuvo en ese momento y por eso salieron más rápido, si no hubieran estado más tiempo", afirmó.

La mujer dijo que no se llevaron nada más aparte de las joyas, porque no habían vendido nada ese día y la caja estaba vacía.