El jueves a la noche se finalizó la segunda autopsia del cuerpo de Franco Emanuel Sotelo, el delincuente de 24 años acusado de raptar, golpear y violar a una nena de seis años en Pozo Azul, Misiones. La versión oficial de la policía y avalada por la primera autopsia apunta a que Sotelo murió atropellado por un camión cuando escapaba en la ruta nacional 12 de Garupá.

Sin embargo, el segundo estudio, encabezado por el Jefe del Cuerpo Médico Forense de Misiones, Carlos Wolhein, y habla de heridas de balas en el cuerpo del delincuente. 

El sábado se conocerá el informe técnico que determinará si la bala es reciente o de vieja data, según informó El Territorio. Además el estudio determinó que había otros orificios en el brazo. “Concluyó la segunda autopsia, no tengo el resultado final porque falta el informe técnico. Si puedo contar lo que vi. Se extrajo un proyectil y también se encontró en el brazo un orificio de bala de ingreso y de salida”, explicó el juez Marcelo Cardozo a la salida de la segunda autopsia.

Los policías que participaron de la búsqueda de Sotelo y el equipo forense a cargo de la primera autopsia quedaron en la mira de la Justicia. 

Audios de vecinos

En las últimas horas se conocieron audios de vecinos de Pozo Azul que aseguran que Sotelo estuvo escondido varios días con heridas de bala. "Estuvo como tres días escondido (por Franco Sotelo. en mi barri. y los gendarmes, policía y la Brigada estaban acá en Garupá donde era el 622. Estuvieron tres días seguidos, de noche, de tarde, de día, comían acá. Estaban todos en el monte cerca del río haciendo guardia. Y hoy salió el chico, se ve que no aguantó más. Salió a correr, pasó por enfrente de mi casa y los gendarmes atrás disparándole. Cuestión que le dieron uno en el brazo y cuando intentó pasar la ruta le dispararon otra vez, cayó al suelo y ahí le atropelló el camión”, reveló una vecina.