El cadáver de Melani Juárez, de 21 años, fue encontrado apuñalado el martes último a la mañana en el cuarto de la pensión que alquilaba, ubicada en 9 de Julio al 500, en el centro de la ciudad santafesina de Rosario.

La familia de la víctima insiste que sea investigada la pista de un inquilino que, según ellos, "acosaba" a la joven de 21 años y que dejó el hospedaje el domingo pasado a pesar de haber pagado el mes completo, día en el que los investigadores estiman que ocurrió el femicidio.

Este viernes el informe preliminar de la autopsia al cuerpo de Melani, quien era profesora de salsa y reggaeton y realizaba trabajos de cadetería a través de una aplicación, reveló que habría sido víctima de un ataque sexual, ya que se defendió de su agresor hasta que la apuñaló reiteradas veces.

Según figura en el expediente a cargo del fiscal Ademar Bianchini, los brazos de la víctma tienen lesiones defensivas producto, probablemente, de un forcejeo con su victimario, precisaron fuentes citadas por LaCapital.com.ar.

En principio, se hablaba de 12 o 14 cuchilladas. El reporte forense precisó que menos: la joven de 21 años perdió la vida producto de 3 puñaladas efectuadas con un cuchillo tipo Tramontina.

Además, el informe preliminar especificó que la data de muerte está estipulada en la tarde del domingo.

En la mira de los investigadores seguía este viernes un compañero de pensión de la joven asesinada, cuyo nombre de pila es Matías y que, según una amiga de la víctima, le dijo que a Melani la pasó a buscar una camioneta el domingo por la tarde y que luego no la volvió a ver.

Sobre este hombre, sólo se sabe que cortó su actividad en redes sociales, desconectó su celular y renunció a una firma de cadetería en la que trabajaba. 

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy