Brisa Tatiana Méndez tenía 13 años y había sido vista por última vez el pasado miércoles alrededor de las 15.30, cuando salió de su casa en dirección a las inmediaciones de la estación de trenes de Derqui para realizar compras.

A raíz de que nunca regresó a su vivienda, su familia realizó la denuncia por averiguación de paradero en la madrugada del último jueves. El final, fue trágico: apareció enterrada en el fondo de la casa de su tío, quien fue aprehendido como principal sospechoso del atroz crimen.

"Sólo pido que no lo suelten", dijo Vanessa, la mamá de Brisa. Abrazada a su marido, y con un embarazo avanzado, la mujer muy conmocionada relató que su hermano y principal sospechoso "es un muerto de hambre" pero que no tenía antecedentes penales. "Que se pudra en la cárcel", pidió. "Se merece lo peor", repitió sobre su propio hermano, único detenido por el momento.

"No tiene perdón de Dios, no podemos entender cómo este hijo de puta le hizo esto a mi bebé", puede que estuviese drogado "pero no es excusa", agregó.

Ver más productos

San Gregorio Taumaturgo.

La Iglesia recuerda a San Gregorio Taumaturgo

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos