Se trata de Nicolás Moraga, de 25 años, quien decidió ir al río con sus amigos en lo que fue una calurosa jornada de 35 grados en la ciudad de Neuquén. Ahí pasaron toda la tarde y al anochecer volvieron a sus casas.

Moraga era hincha de River y vestía su camiseta palpitando la Superfinal entre el Millonario  y Boca. Sin embargo, fue asesinado de tres disparos en la espalda entre las calles Catriel y República de Italia a las 22 horas.

Una hora antes, el joven y sus amigos tuvieron una discusión en la que se insultaron con otros dos jóvenes. Hasta el momento, no se pudo determinar si lo mataron por ser de River pero es investigado.

El disparo letal le atravesó el cuello pero además recibió un tiro en el hombro y otro en el talón. Todos de espalda y quedó tendido en el suelo sin vida, informó LM Neuquén.
 

Así quedó el joven acribillado. (LM Neuquén)


Las primeras averiguaciones determinaron que no hay sospechas de un ajuste de cuentas porque el joven no se movía en el ambiente delictivo ni tenía antecedentes y la hipótesis de que la discusión estuvo vinculada a la Superfinal no fue descartada.

Los investigadores se encuentran en la misión de recolectar testimonios e imágenes de cámaras de seguridad.