Liberaron al policía local de Avellaneda que, estando de civil, persiguió e hirió al delincuente que apuñaló al turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca. “Me dan la excarcelación. Estoy bien pero la pasé muy mal”, dijo el policía que baleó al ladrón.

El efectivo Luis Chocobar dijo a la prensa: “Cuando llego acá (Tribunales) se me vino el mundo abajo. Dormí dos días en el piso. Mi abogado consiguió que me dieran un colchón”. “Pude visualizar a dos delincuentes. Hubo una persecución. Estoy al servicio de la comunidad como siempre”, contó el policía no bien fue liberado.

Uno solo de los ladrones me atacó. Eran dos. Hubo una persecución. Había otras tres personas tratando de agarrarlo”, agregó Chocobar.

Frank Joseph Wolek (60) fue herido de diez puñaladas al ser asaltado por dos delincuentes y anoche continuaba internado en estado crítico en el Hospital Argerich. Fue operado del corazón, debido a que sufrió lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, y del pulmón. El delincuente baleado se encuentra fuera de peligro.

Wolek, el viernes a las 8.30, caminaba por el barrio y poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos asaltantes. Por motivos que se tratan de determinar, uno de los dos ladrones apuñaló en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido con su cámara de fotos y su teléfono celular. Ambos delincuentes salieron corriendo. El policía que estaba de civil y se identificó como tal, según declaró después, disparó a uno de los delincuentes en la zona abdominal.