La justicia de Lomas de Zamora dispuso la liberación de la mujer y dos de sus hijos que habían sido detenidos a principios de junio acusados de matar y descuartizar a su esposo en en una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Fiorito.

Fuentes judiciales informaron a la prensa que la jueza de garantías 6 de los Tribunales de Lomas Laura Ninni dio lugar al pedido de la fiscal de la UFI 16 Marcela Juan, quien había pedido la libertad de los imputados, debido a que consideró que eran víctimas de violencia de género y familiar.

De esta manera, Laura Marcela Campos (46) y sus hijos Mariano Gabriel (18) y Fabián Alejandro (20) Campos seguirán en esa condición, imputados por el delito de "homicidio agravado por el vínculo y por el concurso premeditado de dos o más personas" de Daniel Tomás Silvero (56), pareja de la mujer.

 

Al momento de ser detenida, Campos confesó el crimen de la víctima y aseguró que era insoportable vivir con Silvero, a quien definió como un violento abusador, al que no podía dejar a solas con su hija por temor a que le hiciera algo.

Es que en 2019 el hombre había sido denunciado la violación de la hija adolescente de Campos, ante UFI 9 Especializada en delitos contra la Integridad Sexual. Sin embargo, no era la única denuncia en su contra, ya que anteriormente había sido acusado de otro abuso, en ese caso, ocurrido en el 2010, aparentemente contra su hija.

"La fiscal tomó en cuenta que la familia Campos vivía en una situación de violencia desde 2014", dijo a Télam Gisele Barraza, abogada de la familia de Silvero.

 

Tras ordenar la libertad de los tres acusados, la jueza de Garantías les impuso como condición notificar un domicilio de residencia, que fijaron en el partido bonaerense de Tigre.

El crimen de Silvero

El hombre había sido visto por última vez el 1 de junio pasado a las 20, cuando fue registrado por una cámara de seguridad en momentos en que llegó a bordo de un auto blanco a la vivienda en la que convivía con su esposa.

Una de las hijas del primer matrimonio de Silvero denunció su desaparición tras recibir un mensaje de texto supuestamente escrito por él, en el que le comunicaba que alquilaría otro domicilio y cambiaría el chip de su teléfono celular.

Tras la denuncia, efectivos de la comisaría 5ta de Lomas de Zamora, luego de encontrar restos mutilados en un basural de las calles Necol y Darwin, de Villa Fiorito, fueron en busca de su pareja, quien terminó por confesar que había sido la autora del crimen.

 

La mujer detalló que había matado a golpes a Silvero y que luego lo había descuartizó y arrojado los restos en distintos sitios del partido de Lomas de Zamora.

Ante esta situación, la fiscalía dispuso las aprehensiones de la mujer y de sus dos hijos carniceros como sospechosos del homicidio.

Con el correr de la pesquisa, y tras determinarse que madre e hijos eran víctimas de violencia, la fiscal solicitó las liberaciones, efectivizadas el 1 de julio pasado por orden de la jueza del caso.

El caso de Mafalda Secreto

Si bien fue anterior, el fallo que le otorgó la liberación a los acusados del crimen del hombre descuartizado en Fiorito se conoció un día después de que un Tribunal Oral Criminal de Pergamino absolviera este lunes a Mafalda Secreto (65) por el crimen de su esposo, a quien baleó y descuartizó en 2019.

Secreto fue encontrada culpable del asesinato de su esposo, José Luis Arenas (60), hallado descuartizado el 1 de junio de 2019 en una vivienda ubicada en la calle 11 entre 50 y 51, de la ciudad bonaerense de Colón.

No obstante, los jueces consideraron que ella "se defendió" de la violencia permanente a la que Arena la sometía, ya que las "controlaba y disponía" de su vida y ella "se encontraba bloqueada directa e indirectamente".

 

El tribunal añadió que "Secreto padecía violencias de todo tipo, de manera reiterada, constante y en aumento" y que se encontraba en "una clara posición de inferioridad física y psíquica respecto de su agresor".

Ver comentarios