Un policía fue salvajemente asesinado por dos ladrones que intentaron sustraerle la moto en la cual circulaba, en la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza.

El efectivo fue ejecutado por los hampones.

La víctima, identificada como Cristian Maximiliano Bruno, de 30 años, se encontraba vestido de civil cuando fue interceptado en la esquina de Velazco e Infanta Isabel por los malvivientes, que también conducían una motocicleta.

El oficial de la Policía Local de La Matanza, casado, padre de dos, fue trasladado al UPA 29 de González Catán con una herida de arma de fuego a la altura del tórax y otra en el brazo pero no logró sobrevivir como consecuencia de la grave lesión.

En tanto, los peligrosos criminales se dieron a la fuga luego de cometer el asesinato.