Marco Estrada González, alias “Marcos”, el mayor narco de la historia porteña, conocido por sus operaciones en la Villa 1- 11-14, condenado a fines de 2020 a 24 años de prisión, finalmente será expulsado del territorio nacional hacia Perú, su país de origen, por medida de Justicia Federal.

La decisión fue tomada por el Tribunal Oral en la Criminal Nº3, tras un pedido de la PROCUNAR, el ala de la Procuración encargada de investigar delitos de narcotráfico con el fiscal Diego Iglesias. Mientras tanto, “Marcos” espera en un calabozo en Complejo Penitenciario de Marcos Paz.

El 6 de noviembre de 2020 “Marcos” fue condenado a la pena unificada de 24 años de prisión por liderar una organización dedicada a traficar y comerciar drogas y acopiar armas entre 2009 y 2017 en la villa 1.11.14. 

Estrada es considerado el principal protagonista por el manejo que hacía del negocio de las drogas ilícitas desde la zona que manejaba en la villa 1.11.14, conocida como "de los peruanos", que comprende de la manzana 13 hasta la 24 y algunas zonas que rodean al barrio. A pesar de estar cumpliendo su condenado, siguió liderando la organización y trató de no ser extraditado a Perú.

Marco Estrada González ingresó a la Argentina de manera ilegal en 1997. Por entonces Julio Chamorro Revollar era el líder de la venta de droga en la villa 1.11.14, luego de asesinar el paraguayo Julio Valderrama.

Apenas dos años después, el 12 de febrero de 1999, Marcos y los hermanos Ramos Mariños, Alionzo Rutillo ("Ruti") e Isidio Teobaldo ("Meteoro"), acribillaron a Revollar y a dos de sus guardaespaldas, mientas jugaban al fútbol en una zona conocida como la "canchita de los paraguayos". Ese triple crimen marcó el inicio del reinado de la organización Estrada González.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy