El estado de salud de Agustín Falco, el joven que resultó que quemaduras en el 90% de su cuerpo por la explosión en el club Deportivo Español, continúa siendo delicado.

Según informaron este martes los médicos, el chico requiere de "curaciones y raspajes en quirófano a diario, porque la quemadura sigue avanzando" . Además, es necesario que se haga transfusiones de sangre continuas, por tal motivo se pidieron a allegados y gente solidaria para que vaya a donar.

"Se necesitan de manera urgente 15 dadores de sangre para nuestro compañero y amigo Agustín Falco, que está internado en el Instituto del Quemado con más del 90% de su cuerpo comprometido", difundió el club en sus redes sociales.

Así es la publicación que hizo Deportivo Español en sus redes.

Además, comentaron que quienes quieran donar se deben comunicar "con el club y no dirigirse al lugar donde está internado Falco".

En el parte médico durante esta jornada se indicó además que al dirigente "se le hizo una transfusión y se le trataron las piernas, ya que la quemadura sigue avanzando y requiere raspajes en el quirófano todos los días".

Diego Elías, presidente del Gallego, había confirmado el sábado que el joven había mostrado "algunos signos positivos desde su internación".

"La presión sanguínea está bien y le están funcionando los riñones y pulmones", afirmó Elías, aunque reconoció que el estado sigue siendo "crítico".

Sobre el otro herido en la explosión, Daniel Villaroel, socio del club de 41 años, José Luis Echeve, subdirector del Hospital Santojanni, afirmó a esta agencia que "está sometido a curas diarias por el servicio de cirugía plástica".

"El paciente continúa además con diálisis por una insuficiencia renal", agregó el profesional.

El tercer herido, José Rincón, gasista de 51 años, fue derivado el lunes  a un centro de salud de la localidad bonaerense de Avellaneda por su obra social.

Por otra parte, la hinchada -conocida como La 55- y socios del "gallego" enviaron un mensaje de apoyo a los tres heridos.

"Le pedimos a toda la comunidad españolista que rece por la pronta salud de nuestros tres compañeros. Les mandamos toda la fuerza desde el fondo del alma y acompañamos a las familias en este duro momento. Sepan que estamos y no vamos a bajar los brazos", dice el escrito.

Y finaliza: "Estamos destrozados pero con mucha fe de que van a salir adelante".

Ver comentarios