"Muerte dudosa". Así está caratulada la causa judicial que investiga la Justicia Federal por la muerte de Disman Avini Mamani, de 27 años, un Subteniente de Acciones Tácticas de la  Policía de Bolivia que murió ahogado mientras realizaba una capacitación que brindaba la Policía de la Ciudad.

El hecho tuvo lugar el lunes pasado en el edificio Libertad, situado en Avenida Comodoro Py al 2055, en la Ciudad de Buenos Aires. La víctima, que pertenecía al Grupo Especial de Acciones Tácticas de la Policía de Bolivia, realizaba el Curso Básico de Operaciones Especiales que se dicta bajo la órbita del Ministerio de Seguridad porteño cuando fue encontrado sin vida en la pileta donde se hacía la capacitación.

El edificio donde ocurrió la tragedia. 

En el lugar había aproximadamente entre 11 y 15 cursantes, más los instructores. Se desconocen las causas de muerte, de manera que se espera que la autopsia, cuyo resultado estará en los próximos días, eche luz a la investigación que se inició. 

Según testigos que estuvieron en el lugar, antes que se produzca la muerte de Avini Mamani, "ya habían sacado descompensado de la pileta a otro cursante, a quien le hicieron RCP,  y lo pudieron recuperar". "A este otro chico lo llevaron a Enfermería y cuando regresaron lo encontraron a Avini Mamani muerto en el fondo de la pileta", sostienen.

En ese contexto, es que surgieron versiones que indicarían que se habría cometido un acto de negligencia, ya que los instructores habrían dejado al joven "media hora sumergido", y podrían "haberse pasado de exigencia".

“Lo dejaron ahogarse ya que lo sacaron de una de las piletas a la media hora. A quienes estábamos ahí nos hicieron apagar los celulares”, contó uno de los testigos.

No obstante, fuentes policiales sostienen que esta hipótesis es desconcertante, ya que la víctima era un chico joven, el cual formaba parte de un grupo táctico, razón por la que se supone que está preparado para realizar este tipo de actividades.

Otra de las versiones indica que el joven fallecido podría haber tenido alguna patología cardíaca que él mismo desconocía. 

El deceso fue constatado por personal del SAME, que cuando llegó el cuerpo sin vida del agente boliviano "ya estaba tapado con bolsas", por lo que nada pudo hacerse, según contaron fuentes a este medio.

Se inició una investigación a cargo de los magistrados, el Dr Rodriguez Gustavo y el Dr Ramirez. Se espera que el resultado de las pericias otorgue una mayor claridad a la repentina muerte del subteniente. 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy